Estrangularon y quemaron a una mujer delante de sus tres hijos

Una mujer fue estrangulada y su cuerpo parcialmente quemado hoy delante de sus tres hijos, y por el femicidio detuvieron al padre de los chicos, quien había denunciado un robo, informaron fuentes policiales.

El hecho se registró esta madrugada, alrededor de las 2, en una casa de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia

El comisario Ricardo Cerda, jefe de la Unidad Regional, informó a la prensa que hubo un llamado al 101 que avisó sobre un supuesto intento de robo en una vivienda.

"Alertaron porque habían ingresado unas personas a un domicilio, parecía que se trataba de un delito contra la propiedad", contó el jefe policial.

Efectivos de la comisaría 5ta. arribaron al lugar y al ingresar vieron que había "un inmueble principal y en la parte posterior un quincho".

Según Cerda, en ese momento aparecieron tres niños de 7, 9 y 13 años, quienes casi al unísono dijeron: "A mi mamá la quemaron".

El personal policial continuó revisando el inmueble y en una de las habitaciones encontró "sobre una cama de dos plazas un cuerpo de mujer parcialmente incinerado con algún tipo de acelerante".

Ante esa situación, Policía Científica intervino y corroboró que había "una escena violenta" ya que halló algunas "manchas de sangre en el piso y restos de cabellos" que fueron secuestrados, en tanto realizó hisopados en una botella y un vaso que había en la casa.

Además, Cerda dijo que alrededor del cuello de la víctima, identificada como Soledad Arrieta (38), había "un lazo con un cable de acero similar para sistema de freno de bicicleta".

El vocero agregó que como presunto autor del femicidio se detuvo a la pareja de la mujer, un hombre de 40 años y padre de los tres niños.

"Aparentemente desde hace un tiempo a la fecha habrían estado separados, la señora se habría ido a vivir a la parte del quincho y el sujeto en la vivienda principal y los nenes iban y venía de un lugar a otro", aseguró Cerda.

El comisario agregó que hoy se realizará la autopsia al cuerpo para determinar fehacientemente las causas de la muerte.

El hecho es investigado por el fiscal Ricardo Carreño, quien dispuso que los hijos queden bajo la custodia de sus tíos.