Estudiantes de Derecho buscan cambiar el ritual de las recibidas universitarias, que genera el constante rechazo de los vecinos de la universidad, molestos con la basura maloliente acumulada en la plaza ubicada frente a la facultad.

Tras más de 20 recibidas que se celebraron en los últimos 15 días en la plaza, y luego de las quejas de los vecinos de la zona, el Centro de Estudiantes de Derecho realizó una jornada de limpieza para retornar la plaza a su estado original. No obstante, hay una iniciativa para modificar los festejos.

Desde el Centro de Estudiantes proponen cambiar el ritual de arrojarle harina, huevos, cotillón de colores, e incluso vino y champagne a los egresados. Según expresó el presidente del Centro de Estudiantes, Bruno Giannini, los estudiantes elaboran un proyecto para modificar el famoso ritual “con el objeto de que el mismo respete la convivencia con los vecinos, evite el desperdicio de alimentos que muchos vecinos hoy necesitan y tenga una óptica ecológica alineada con la postura de nuestra institución en este aspecto”.

El proyecto busca fomentar el uso de material biodegradable y cotillón en reemplazo de alimentos, para aquellos alumnos que decidan hacerlo. “Esperamos poder llevar a buen puerto esta nueva lógica de festejo, con el apoyo de ONGs y empresas de la ciudad comprometidas con generar un cambio de paradigma” señaló Giannini.

Comentá y expresate