Paola Elvira Córdoba, acusada de haber matado a su esposo de 185 puñaladas fue excarcelada este mediodía por la Cámara de Apelaciones de San Martín que consideró que la imputada no evadirá a la Justicia y que tanto ella como su familia se encontraban "sometidas a una sistemática violencia de toda índole".

De esta manera, los jueces de la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Martín, Carlos Hermelo, Javier Mariani y Patricia Toscano, concedieron por unanimidad la "excarcelación extraordinaria" que el Juzgado de Garantías le había otorgado a Córdoba, pese a la oposición de la fiscalía. "Ha quedado evidenciado a mi entender que no solo la imputada se encontraba sometida a una sistemática violencia de toda índole por parte de su esposo sino que todo el grupo familiar padecía la irascibilidad de la víctima de estos actuados", explicó en su voto el juez Hermelo.

El magistrado valoró la resolución del juez de garantías 4, Alberto Brizuela, quien había dispuesto las excarcelaciones de la mujer y su hija Paula Milagros Naiaretti, pero la fiscal de la causa, Silvia González Bazzani apeló esa decisión, ante la posibilidad de que se fuguen debido a la expectativa de pena que tiene el delito que se les imputa en un futuro juicio oral por el homicidio de Alberto Elvio Naiaretti.

Hermelo destacó que "desde el inicio de estas actuaciones se ha verificado que la encartada no ofreció resistencia alguna a su aprehensión" y puso en duda la hipótesis de la fiscalía respecto a que el "hecho de demorar horas en comunicarse con el sistema 911 pueda ser tomado como una pauta de riesgo dada la posibilidad de modificar la escena del crimen".

"Córdoba fue muy clara al sostener que refirió a su hija que no llamaría a una ambulancia porque no quería que lo reanimen a Naiaretti, que tenía miedo, de que éste se levantara y agrediera a toda la familia", señaló en juez el fallo, a la vez que resaltó "la buena impresión personal que Paola" le causó en la audiencia de conocimiento con el Tribunal.

El último jueves por la noche fue liberada la hija de Córdoba, quien fue excarcelada desde la alcaidía departamental de La Plata, donde permanecía detenida junto a su madre por el crimen de Naiaretti.

Naiaretti fue hallado asesinado el 9 de marzo último en su casa de 18 de Octubre 889 de José C. Paz. Su esposa y su hija fueron detenidas por el crimen y confesaron haberlo cometido. Dijeron, también, que lo mataron porque hace años eran víctimas de violencia de género. Uno de los abogados de Córdoba, Javier Chirino precisó que su defendida tendrá una "libertad con reglas muy estrictas bajo la posibilidad de revocar la excarcelación". "Tendrá que estar durante treinta días en un mismo hogar, no puede ver a sus hijos hasta que la asesora de menores así lo determine de que no haya peligro para ellos y no puede ir al lugar de los hechos ni tener trato conflictivo con los familiares del esposo", añadió.

"Paola fue víctima durante muchos años y esta tragedia se pudo haber evitado", aseguró el abogado, quien añadió: "Quiero decir que una vez por todas a la sociedad en general y a los varones en particular, cuando una mujer dice 'no' es 'no'".

"No se si no quisieron o no pudieron -continuó en diálogo con Télam- pero no hubo respuesta ni del Ministerio Público Fiscal ni de otros organismos", se quejó Chirino, quien llamó a las mujeres que padecen hechos de violencia de género a "golpear puertas, a encadenarse y a exigir una respuesta que merecen".

Comentá y expresate