La Cámara Federal revocó una resolución de primera instancia contra la exploración petrolera en el Mar Argentino y advirtió sobre los "daños irreversibles" en las ballenas. Se ordenó que la causa sea remitida al juzgado federal en lo civil.

Días atrás, el juez federal Santiago Martín rechazó in límine la acción de habeas corpus presentada por la asociación de ambientalistas autoconvocados. La Cámara revocó esa medida y dispuso que el juez debe resolver la causa como si fuera un amparo.

Tras la decisión del Gobierno nacional de habilitar la búsqueda de hidrocarburos en la Cuenca Argentina Norte, a 300 kilómetros de la costa de Mar del Plata, la entidad ambientalista se presentó en la justicia invocando la necesidad de proteger la libertad ambulatoria de las ballenas.

Si bien el fallo, que lleva las firmas de los jueces Bernardo Bibel y Eduardo Pablo Jiménez, no se expidió sobre la cuestión de fondo, citó un informe que advierte sobre "daños irreversibles" que pueden sufrir las ballenas por la intensidad sonora.

"Fundamentados estudios advierten que el sonido emitido por los cañones en las prospecciones sísmicas, "(...) alcanza niveles de 215-230 decibeles (incluso mayores), y pueden alcanzar una distancia de 4000 km. Este ruido supera ampliamente el umbral de dolor en humanos (120 Db) y el nivel de límite de intensidad sonora, que puede producir daños fisiológicos irreversibles en ballenas y delfines (180 Db) alertando sobre un importante número de efectos negativos derivados de la exploración sísmica sobre la fauna marina (...)", dice el fallo.

Comentá y expresate