"La magnitud de la explosión fue muy fuerte. Desplazó a la directora hacia afuera, por encima de un paredón de dos metros y terminó en la casa de un vecino. También hubo fuego. La directora estaba quemada, la otra persona también y el lugar". Así describió el panorama Gabriela Urrutia, titular de la UFI 8 de Moreno, que quedó a cargo de la investigación de la explosión en una escuela que dejó dos docentes muertos.

En una entrevista con el canal Todo Noticias, Urrutia detalló: "Hemos recorrido la escuela. En principio, por los informes orales que me hicieron los docentes, la explosión se debió a una pérdida de gas en un calefactor colocado en una especie de sala de profesores".

"Habría habido varios llamados y denuncias solicitando el arreglo de esa pérdida que provocó la explosión", dijo la fiscal y agregó: "Las autopsias se harán en el día de hoy. Se solicitó al consejo escolar los antecedentes de los pedidos del colegio".

Sobre qué habría provocado la explosión, explicó: "No fue que ellas quisieron enchufar el calefactor. Pero perdía. Querían enchufar o prender una pava eléctrica o una lamparita y explotó. No lo sabemos porque las dos personas que estaban adentro murieron. Además, había tres personas más que estaban en la escuela en la planta superior".

La escuela es la Primaria N° 49 Nicolás Avellaneda está situada en Casimiro José Davaine al 1700. Las víctimas fueron identificadas como Sandra, de 48 años, la vicedirectora del lugar, que estaba a cargo por la licencia de la directora, y Rubén, 45, auxiliar de cocina.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate