A tres meses de que se desatara la polémica con Griselda Siciliani, Fabián Mazzei decidió calificar a la protagonista de Sugar: "Es una persona básica", le dijo a Catalina Dlugi en el programa Agarrate Catalina.

Sin embargo, en todo momento evitó nombrarla. "No puedo pretender que esta persona me respete o hable bien, cuando ella no habla bien de su propio género", sostuvo Mazzei. Y se explayó: "Dice, por ejemplo, que las mujeres que se operan los pechos tienen problemas psicológicos, de personalidad. Y si ella no respeta a su propio género, ¿qué puedo esperar de mí?".

Por ese motivo la calificó como "una persona básica", y debido a esa condición que él le atañe a Siciliani, procurará "no entrar en la discusión, en la pelea". Sucede que, según Mazzei, "una mujer que habla así dentro de una sociedad machista, puede decir cualquier barbaridad".

"¿Está clarísimo? ¿Lo cerramos?", preguntó con firmeza, visiblemente molesto pero sin perder jamás la calma ni los buenos modos. Pero no, ¡momento! Algo más… Porque más allá de su enfrentamiento táctico con la ex mujer de Adrián Suar existe una realidad: el actual novio de Araceli González, precisamente la ex pareja de Suar -¡aquí es donde todo se enreda confuso!-, hace mucho tiempo que no actúa en Pol-Ka.

"¿Eso no te llama la atención?", consultó Dlugi. "Nunca me crucé y hablé con Adrián.En realidad, hace diez años que no hablo con Adrián. Es un tema mío y seguramente en su momento lo hablaré personalmente con él", reconoció Mazzei, quien este sábado estrenó en el Teatro Podestá de La Plata la obra Canciones para mirar, de María Elena Walsh.

Comentá y expresate