Desde que la disparada de precios internacionales a raíz de la guerra en Europa hizo que la importación de energía sea cada vez más difícil, el problema del faltante de gasoil en el país es más preocupante a medida que se va acercando el invierno. Pero también ataca al suministro de combustibles en las estaciones de servicio en gran parte del país, por lo que los empresarios pidieron que se desgrave la importación de gasoil para su venta minorista.

Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), aseguró que desde su organización mantuvieron "una charla informal pidiendo la desgravación impositiva del diésel que se importa". También explicó que "hay un decreto que desgrava la importación de diésel para la energía", por lo que pidieron "que se amplíe para el consumo de transporte y de particulares".

“Esto sería una opción que haría que se importe lo que estamos necesitando. Este problema de desabastecimiento, en lo inmediato, se soluciona con la importación”, agregó.

También podés leer:

https://twitter.com/BornoroniG/status/1536303307303661569

En su cuenta de Twitter Bornoroni extendió que "sólo una decisión política puede revertir esto". "Necesitamos que el gobierno nacional diagrame un plan estratégico donde se contemplen las necesidades de toda la cadena de comercialización y que cada uno de los actores ocupe el rol que les corresponde", continuó.

image.png

"Depende del Gobierno comenzar a importar, aumentar el corte de Biocombustibles, (con aumentar el corte del 5% al 10% nos ahorramos de comprar 14 barcos) comenzar a refinar en el país o continuar con esta falta de Gasoil que paraliza a gran parte de los sectores productivos", aseguró.

Se puede llegar hasta un 17% y estaríamos solucionando gran parte del problema”, dijo Bornoroni. El corte obligatorio de biocombustibles para el gasoil se redujo al 5% en agosto del 2021.

Alta demanda, falta de divisas y precios internacionales

Las últimas semanas fueron de escalada para esta problemática, que comienza a preocupar de una manera más seria a los sectores empresarios. El aumento de los precios en el plano internacional impacta sobre los precios locales, principalmente en el transporte. Por eso se genera un denominado "efecto cadena", que arrastra ese aumento hacia casi todos los sectores de la actividad productiva y comercial.

El precio de venta está muy desfasado del precio de importación, ya que la cotización internacional de petróleo Brent ronda los 124 dólares, mientras que el precio local está alrededor de los 65 dólares. Aproximadamente el 30% del gasoil que se consume en el país es importado.

image.png

Pero además hay que contemplar que Argentina está atravesando un período de menor producción local de gasoil y que la demanda está en niveles de picos históricos, lo que agrava la situación del faltante. A ésto, claro, hay que sumarle la falta de divisas, que complica que las empresas que pueden hacerlo importen el suministro necesario.

Otro factor a considerar es que el aumento del precio del combustible a granel fue superior al aumento en las estaciones de servicio, por lo que muchos transportistas se decantaron por abastecerse en estaciones de servicio ubicadas en rutas y centros urbanos en lugar de en playas privadas.

Se ha informado que en las zonas fronterizas con otros países puede notarse la presencia de vehículos extranjeros, que cruzan a la Argentina para cargar combustible a un menor precio que en su país. Por eso YPF dispuso que todos los vehículos con patente extranjera solo podrán cargar su combustible Infinia Diésel a $240 el litro, el doble que para los argentinos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate