Pacientes, familiares de otros que allí fallecieron y ex empleados denunciaron negligencia y fallas en la atención y maltrato laboral por parte de personal y directivos del Hospital Español, uno de los centros de salud que presta servicio para las coberturas de afiliados al PAMI.

Coincidieron en una manifestación frente al establecimiento de calle San Luis al 2500, donde entre lágrimas, bronca e indignación citaron algunos de los casos que sustentan estas graves acusaciones.

Angélica Ferreyra, esposa de un paciente que falleció hace cuatro meses, recordó que lo internaron el 5 de enero por una pancreatitis. “Estaba bien, y de golpe se moría”, dijo sobre el inmediato traslado a terapia intensiva, donde aseguró que la atención “es malísima”. “Enfermeras, director y el PAMI saben lo que pasa, pero todos lo esconden”, dijo a Canal 10.

hospital español 2.jpg

Rubén Sofía, que allí se ha atendido, fue muy directo: “acá negocian con la salud de los seres humanos”, dijo al citar su caso. Explicó que llegó al consultorio por un dolor en la cadera, ya que tiene un quiste en el hueso ilíaco. “Me quisieron operar de de líquido en el abdomen”, recordó sobre un diagnóstico que resistió. Por eso fue a otro médico: “Era el quiste”, afirmó antes de acusar que en el Hospital Español “todo es negocio”.

Olga Sosa también perdió allí a su esposo, al que llevó a atenderlo durante ocho o nueve meses. “No le sacaban una placa”, se quejó. Al final lo hizo atender por un profesional particular e igual falleció. Dijo que en ese lapso PAMI no le cubrió los medicamentos. “Nadie lo quiso operar, podría haber vivido seis o siete años más, lamentó”.

Sandra Saborido y Alejandra Taborda, ex mucama y enfermera en este hospital, también denunciaron falencias en el manejo profesional del lugar. “Tenés que callarte porque te echan”, dijo la primera sobre situaciones que dijo haber visto y ahora no quiere callar. Habló de repetidos errores de diagnóstico.

Quien fue enfermera allí insistió en resaltar la falta de insumos y medicación constante. “Acá han matado mucha gente”, aseguró. Y dijo que muchos de esos casos fueron por negligencia de los profesionales y directivos. Por eso pidió que alguien intervenga porque en esta situación “está en juego la vida de los pacientes”.

Comentá y expresate