Familiares y vecinos de Ramiro Agüero, el menor que murió atropellado el último 4 de junio en 220 y Alberti, cuando iba como acompañante en una moto, reclamaron este martes justicia frente al Municipio. Durante la protesta, exhibieron pancartas y cortaron la intersección de Luro e Hipólito Yrigoyen.

Ramiro tenía 16 años y, al momento del accidente, acompañaba a un vecino en la moto. El conductor de una camioneta lo atropelló y se dio a la fuga. “Para nosotros no fue un accidente normal. Fue un asesinato. Fue atropellado, tirado contra el paredón. No llegaron a doblar en Alberti, lo agarró justo antes de que doble. El asesino que iba en la camioneta aceleró y los dejó en el paredón tirados”, explicó Alberto Alderete, el padrastro de Ramiro.

corte luro e yrigoyen 2.jpg

Según le comentaron algunos testigos a Alderete, el conductor “se dio a la fuga para el lado de Colón, donde lo levantó un vehículo. Los vecinos dicen que fueron para el lado de La Herradura”. “A casi dos meses, no tenemos noticias. No nos dicen quién fue, no sabemos nada de las pericias de la camioneta”, agregó.

“El dolor que llevamos nosotros no lo va a llevar nadie. Pero queremos que esté preso el que lo asesinó. Porque esto fue un homicidio”, remarcó Alderete, quien pidió a los testigos que aporten datos. “No sabemos el nombre ni el apodo, ni cómo estaba vestido. No tenemos nada de nada. Como si lo hubiera atropellado un fantasma. Pedimos que la gente que lo vio se comprometa para dar testimonio. Si lo conocen o tienen algún dato, que den la información”, agregó.

Comentá y expresate