Las quejas de los vecinos residentes se habían hecho sentir y mucho durante las últimas semanas, en particular los domingos, cuando percibían en el camino de acceso un movimiento intenso de gente que nada tenía que ver con el lugar.

En plena Fase 3, con restricciones para circular, en Sierra de los Padres se desplegó un operativo de control de acceso para que solo puedan avanzar más allá del arco principal de ingreso quienes tienen domicilio en este paraje.

Personal policial acompañó esta presencia que permitió desalentar pronto a quienes se habían acercado con ánimo de paseo. En su mayoría marplatenses, que desandaron la ruta 226 en busca de una postal distinta.

sierra de los padres 3.jpg

Las discusiones se abrieron con algunos propietarios que tienen allí una segunda vivienda.Algunos concurren con comprobantes de sus impuestos y hasta alguna copia de escritura para que se les autorice el paso.

La prohibición de ingreso también rige en Laguna de los Padres, algo más cerca de Mar del Plata, un escenario que no tienen casas particulares y cuya visita tiene que ver solo con aires de entretenimiento.

La circulación amplia de gente se había advertido ayer, con una jornada mucho más soleada y en particular en la costa,donde se concentraron miles de personas para disfrutar de una tarde agradable y la cercanía del mar.

Embed

Agentes municipales debieron intervenir para despejar este corredor, desde Playa Grande hasta La Perla, donde grupos de jóvenes y familias se reunían con ánimo recreativo, pero en violación de normativa vigente que solo permite paseos a no más de 500 metros del domicilio particular.

Como parte de estas acciones este domingo se volvió a ver a inspectores de tránsito y empleados municipales de otras áreas –Secretaría de Seguridad y Defensa Civil- que con móviles y advertencias desalentaron a quienes pretendían instalarse en el circuito de costa y parques cercanos.

Comentá y expresate