Un informe elaborado por la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata resalta una caída de ventas del 43% durante el último trimestre en locales físicos de actividades o rubros considerados no esenciales.

El último tramo, desde fines de agosto y todo septiembre, comprende el período en el que la ciudad retrocedió a Fase 3, lo que significó cambios en los permisos para funcionamiento y atención al público en estos comercios-

El relevamiento lo realizó el Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE) de la UCIP para medir la variación interanual. Se concentra en ramos catalogados como no esenciales, entre los que se encuentran artículos deportivos y recreación; bazar y regalos; bijouterie y accesorios; calzado y marroquinería; electrodomésticos, indumentaria y lencería; joyerías y relojerías; jugueterías; perfumerías y cosmético; textil blanco y ropa de cama, mueblerías.

Respecto a la caída de ventas del 43% que se registró para el mes de septiembre, los comerciantes señalaron como un factor determinante el regreso a Fase 3 y por consiguiente la imposibilidad de ingreso de los clientes al local. Uno de los encuestados expresó “ya era difícil vender sin que se probaran pero vender sin que miren lo hizo aún más, y absolutamente poco motivador para el comprador”.

En relación a cómo esperan que evolucionen las ventas en los próximos 3 meses el 50,9% pronostica que se mantendrán sin cambios; el 30,9% proyecta que aumentarán y el 18,2% respondió que bajarán.

De acuerdo a las expectativas que tienen para el mes de octubre de 2020, el 34,5% de los encuestados dijo que las ventas crecerán entre el 1 y 25%; el 32,7% expresó que se mantendrán sin variación; el 14,5% cree que caerán entre un 1 y 25%; el 10,9% de los comerciantes entiende que crecerán entre u 26 y 50%; el 5,5% manifestó que caerán más del 50%; y el 1,8% restante respondió que crecerán más del 50%.

Al indagar sobre si prescindió de los servicios de algún empleado desde el inicio de la pandemia a la fecha el 63% respondió que no; el 23,8% que sí debió prescindir; y el 14,5% acordó reducción de horas de trabajo. El presidente de UCIP, Dr. Raúl Lamacchia, resaltó “a pesar de la mala situación que está atravesando el comercio local, es muy valorable que el 63% de nuestros comerciantes sigan esforzándose para mantener todos los puestos de trabajo”.

“Sabemos que las pymes son el motor de la economía. En ellas el empleado no es un número más sino que es parte del proyecto; lo encarna y protege al igual que el dueño”, dijo el directivo. Pidió además que las autoridades locales “reconozcan en las pymes uno de los elementos esenciales para volver a accionar el motor productivo de la ciudad. Para esto necesitamos que el Estado nos acompañe y genere acciones que colaboren y protejan a las pequeñas empresas”.

Por último en relación a los alquileres, el 82% de los comerciantes que participaron del relevamiento dijeron que su local físico es alquilado. De este universo, el 67,4% expresó haber llegado a un acuerdo razonable para el pago de su alquiler, mientras el 32,6% restante manifestó no estar conforme. A su vez, el 34,7% expresó estar adeudando alquileres.

Otro dato que destaca el informe es que del total del universo de entrevistados, el 14,3% que alquila señaló estar contemplando cerrar el negocio físico y hacer solo venta online.

Comentá y expresate