El mediático hijo de Carmen Barbieri, Federico Bal, volvió a Mar del Plata para presenciar las últimas jornadas del juicio por la causa de licencias truchas, en la que está imputado y podría quedarse durante el fin de semana, ya que su abogado alegará el lunes y pedirá su absolución por considerar que es inocente de los cargos que se le adjudican.

"Era obvio que no se me iba a pedir cárcel. Para todos los delitos pedían y decían 'excepto el señor Bal', y yo decía 'para qué estoy acá', pero bueno estoy cumpliendo con mi deber. Me culpan de haber usado un instrumento ilegal: yo nunca supe que era ilegal lo que tenía en la mano. Yo siempre obré de buena ley", dijo el joven ante la consultad de Telediario, el noticiero de Canal Diez.

Y agregó: "Hice la renovación como se debe, como cualquier ciudadano. Tengo un domicilio acá, yo estaba apto para hacerla como cualquier ciudadano. Escuché al fiscal, y mi alegato será el lunes".

Además, Bal explicó que espera "que todo esto se solucione". "Porque yo nunca tuve la culpa en nada, hay delitos muy graves que se están leyendo y yo siempre estoy excento de todo este tipo de cosas, así que estoy cumpliendo mi deber. Que yo venga hace el tema un poco más nacional, vengo yo y viene un poco más de prensa y muestra que en Mar del Plata trabajan", concluyó.

Ahora, se espera que Bal se quede en la ciudad y aproveche el fin de semana para despejarse y volver a Tribunales el lunes. ¿Olvidará a Laurita en Mar del Plata?

Alegatos

El fiscal Marcos Pagella solicitó este viernes que Juan Carlos Belmonte, líder de la banda que emitía licencias de conducir de manera irregular, reciba 15 años de prisión, y los otros imputados entre 3 y 12. Para Bal, en tanto, pidió 3 años de prisión que puede ser dejada en suspenso.

El actor es el único imputado por la tenencia del instrumento público falso, luego de que le encontraran una licencia emitida en Mar del Plata de manera irregular. “No se acercó a la fiscalía a pactar algún acuerdo de juicio abreviado o una suspensión de juicio a prueba como lo hicieron los demás”, expresó en su momento Pagella.

El hallazgo de la licencia ocurrió en su primera salida con Barbie Vélez, en Mar del Plata. Durante la temporada de verano 2014-2015, el actor fue sometido a un control de alcoholemia y el mismo dio positivo. Además, esa noche le retuvieron el registro y quedó comprometido en una causa en la que hay varios funcionarios de la ciudad feliz involucrados por haber extendido el registro de manera irregular.

El campeón del Bailando declaró en esa causa y en aquella oportunidad señaló que había tramitado el carnet legalmente y que en ningún momento había pagado por obtener la licencia. Pero la Justicia siguió adelante con la investigación y ahora Bal debe responder en juicio oral por presunta “falsedad ideológica de instrumento público”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate