Federico Bal fue absuelto del delito que se le acusaba de “uso de instrumento público falso” por la portación de una licencia de conducir obtenida de manera irregular.

En su testimonio aseguró que no aceptó un acuerdo previo al debate oral porque eso implicaba aceptar que había cometido un delito, lo cual, reiteró, “nunca pasó”. Al dictar la sentencia, el tribunal aseguró que hubo una “duda insuperable” en la acusación del actor y por eso se decidió la absolución.

Tras su absolución disparó contra la Fiscalía: "Quiso traer a la prensa conmigo". "Es una lástima venir a Mar del Plata por esto, es una ciudad hermosa que me gusta venir cuando hay alegrías".

Por otro lado, expresó que tuvo que venir "15 veces" a la ciudad por esta causa y "eso significó un gasto en viajes y en abogados". Para finalizar, dijo que sólo renovó el registro y de manera legal.

Comentá y expresate