Giuliana Marianela Silva tenía 19 años y fue asesinada de tres balazos por Rodolfo Tissera, de 42 años, su expareja con el que tenía un hijo de un año y cinco meses. El hecho ocurrió en el barrio Suárez, en la ciudad de Córdoba.

Se habían separado hace nueve meses y el asesino tenía una restricción perimetral pero no le importó; según información del diario La Voz, esperó a su mujer fuera de su vivienda y la asesinó con dos disparos en el tórax y uno en la cabeza. No tuvo tiempo de activar el botón antipánico.

"La última semana el hombre había protagonizado incidentes en la casa de la víctima. Pero esta vez Tissera la esperó fuera de la vivienda, en un pasillo, para asesinarla a quemarropa. "Estamos destrozados... nos sacó a la nieta más grande", dijo a la prensa Juan, abuelo de la víctima a Cadena 3.

"Este hombre tenía todo premeditado, de tres tiros la mató, ni a un perro se lo puede matar así. La semana pasada rompió un vidrio porque no se le dejaba entrar y volvió ahora, aprovechó que no hubiera nadie para matarla", agregó.

Tras cometer el asesinato, Tissera se fugó pero a través de un operativo policial fue detenido en el asentamiento Villa La Lonja. El agresor ya tenía varias denuncias por violencia de géneroy pesaba sobre él una orden de restricción, pero estaba en libertad.

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate