Fernán Mirás está internado en un sanatorio porteño tras sufrir un aneurisma. Los médicos le colocaron un stent y el actor, de 52 años, permanece en terapia intensiva.

El jueves al mediodía, el protagonista de la obra “ART” comenzó a sentirse mal y fue hasta el sanatorio Los Arcos, donde le realizaron distintos estudios hasta que le diagnosticaron un aneurisma. Ante el cuadro de salud, los médicos decidieron colocarle un stent.

"Ante el cuadro de salud que atraviesa el actor Fernán Mirás, informamos que la actual temporada de 'ART' queda suspendida. Todas las entradas vendidas hasta el domingo 17 -ya en poder del público- deben ser devueltas por los mismos canales por donde fueron adquiridas", había publicado en su Twitter el Multiteatro Comafi, propiedad de Carlos Rottemberg.

El viernes por la noche, la misma cuenta de Twitter había informado sobre la suspensión de la función "ante un sorpresivo cuadro que afecta la salud del actor Fernán Mirás".

Pablo Echarri, compañero de elenco en la pieza teatral, dijo que "el estado general es bueno". "Estas horas son bastante críticas, a la espera de que el avance sea satisfactorio y después, seguramente, pase a sala común, porque va a tener que estar monitoreado todo el tiempo. Pero podemos decir que dentro de la gravedad del cuadro, el estado general es bueno", dijo en declaraciones a Télam Echarri, quien trabaja con Mirás en la obra "ART".

"En apariencia -agregó el intérprete-, no tienen ninguna consecuencia cognitiva. Él habla bien... las extremidades, los brazos, las piernas y el ánimo están intactos. Pero bueno, se tiene que quedar tres semanas en el sanatorio. Ahora está en terapia intensiva”, agregó.

El recordado intérprete de Tanguito, entre otros filmes, se encontraba con una nueva versión de la mítica obra (con dirección de Ricardo Darín y Germán Palacios), mientras preparaba su traje de director para rodar en noviembre su segunda película, esta vez protagonizada por Natalia Oreiro. Mirás debuto tras las cámaras en 2017 con "El peso de la ley", un thriller con Darío Grandinetti y Paola Barrientos, que fue filmado en Mar del Plata.

También se encontraba en negociaciones con Polka para el regreso de la exitosa tira "Argentina Tierra de Amor y Venganza", para la cual Adrián Suar auguraba para 2022 con Mirás, nuevamente, en el papel de un impiadoso cafiolo.

Comentá y expresate