Convencida de sus claras chances de lograr un triunfo, en días de profundización de acciones de campaña para sumar los votos que le aseguren ser la más votada también el próximo 27 de octubre, Fernanda Raverta anticipa que en caso de ser intendenta de General Pueyrredon priorizará la reactivación del puerto y el desarrollo de medidas que incentiven el arribo de visitantes a la ciudad. “Necesitamos políticas públicas que estimulen el turismo”, remarcó.

En un final de elección que la tiene casi cabeza a cabeza con el candidato de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, y la disputa de votos propios por parte de Gustavo Pulti, de Acción Marplatense pero también alineado a nivel nacional y provincial con el Frente de Todos, la actual diputada nacional anticipa que están en juego dos modelos. “Hay dos proyectos, dos modelos de gestión de ciudad y son bien antagónicos. En este debate electoral vamos a superar esta idea que durante algunos años nos han hecho confundir el diagnóstico de la vida cotidiana de los ciudadanos", dijo a Infobae.

Se mostró muy preocupada por la actualidad del distrito, con problemas en las escuelas y centros de salud y empresas que cierran por el contexto económico. “Cuando hace que a la Argentina le vaya mal, a Mar del Plata le va pésimo”, resumió.

Reconoció que de la actual gestión municipal mantendría la política de “tolerancia cero” para el consumo de alcohol en automovilistas y motociclistas. “Lo voy a seguir profundizando.”, remarcó y reconoció que por esta medida hay una discusión porque Mar del Plata es una ciudad turística.“Bueno, que se tomen un taxi o un remís y que no manejen”, dijo, convencida de que es algo que debe continuar.

La problemática del empleo es crucial, asegura. Una cuestión estructural y sin soluciones a la vista. “Tenemos que tener una agenda local que pueda potenciar los generadores de empleo en la ciudad.”, dice. Entre las variantes, el turismo. “Sin dudas es el gran motor que tenemos los marplatenses, que recibimos 8 millones de turistas por año”, reconoce. Pero aclara que las ciudades “no se salvan solas, sino dentro de un proyecto de país”.

Sobre el posible resultado de la próxima temporada estimó que no solo tiene que ver con cuestiones económicas. “Va a haber mucha gente con la idea de que en 2020 le va a ir mejor. Y si piensa eso, lo que tiene guardado, ese pequeño ahorro, puede venir a Mar del Plata.

Comentá y expresate