El presidente Alberto Fernández se reunió este sábado por la mañana en Roma con Qu Dongyu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un organismo que trabaja para erradicar el hambre en el mundo.

"La Argentina es un país que tiene un problema económico muy serio. Hace apenas 50 días que estamos en el gobierno. El mayor problema es el de la pobreza, que genera mala alimentación y hambre en muchos sectores", sostuvo Fernández.

"Tenemos una lucha frontal contra la pobreza, que es la causa central del hambre. En esta lucha, la FAO tiene mucho para dar", dijo el presidente y señaló que se acordó "poner a trabajar los equipos para ver cómo estos deseos se convierten en una acción concreta de trabajo".

Por último, se mostró conforme con el encuentro. "Me voy muy contento porque la cooperación que vine a pedir, el director la ofreció y para nosotros es muy importante. La FAO tiene mucho para darnos en experiencia y colaboración. Es lo que vinimos a buscar", concluyó.

Embed

Comentá y expresate