El presidente Alberto Fernández insistió hoy en que los policías bonaerenses que realizan protestas, que ayer incluso se trasladaron a las puertas de la residencia de Olivos, utilizan un "método inadmisible y desmesurado", y consideró que era "imposible" que el Gobierno bonaerense pudiera cumplir con la demanda de aumentos salariales, ante la "situación financiera crítica" que enfrenta ese distrito.

En declaraciones a la FM Radio con Vos, Fernández reiteró esta mañana que la protesta de efectivos de la Policía bonaerense en demanda de mejoras salariales y laborales es "justa", pero utilizando un "método inadmisible y desmesurado".

"El modo de protesta rodeando la Quinta de Olivos con patrulleros no fue apropiado aunque está claro que hay una demanda justa porque hay un retraso de muchos años en el salario de la Policía bonaerense", consideró el jefe de Estado.

Anoche, el Presidente anunció la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal que ayude a la provincia de Buenos Aires a mejorar los salarios de la Policía Bonaerense, en medio de una protesta de efectivos de esa fuerza de seguridad que llegó hasta la quinta presidencial de Olivos.

El fondo se financiará con el traslado de un 1 por ciento de los recursos coparticipables adicionales que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estaba recibiendo desde 2016 merced a un decreto del entonces presidente Mauricio Macri, dictado con el argumento de cubrir los gastos del traspaso de la Policía Federal.

"La provincia de Buenos Aires tiene un problema muy serio de financiamiento y por eso le estaban reclamando algo a alguien que estaba impedido de resolverlo porque verdaderamente la situación financiera de la provincia es muy mala", aseguró hoy el Presidente.

"No podía pedirle al gobernador -Axel Kicillof- que vaya a una guerra con escarbadientes", graficó en relación al reclamo de las fuerzas policiales en demanda de un aumento salarial.

Para el mandatario, la protesta que mantienen efectivos de la policía bonaerense "no se puede prolongar en el tiempo" porque "es un modo de protesta que no suena apropiado" y remarcó que su preocupación "son los ciudadanos que están en una situación de indefensión".

El Presidente dijo además que el aumento salarial para los efectivos policiales de la provincia de Buenos Aires "estaba dentro de lo previsto, en una segunda etapa del plan de seguridad que se anunció el pasado viernes".

En esa línea, sostuvo que "son muchos los retrasos que tiene la Argentina hoy y lo vamos resolviendo sobre la marcha, pero estamos resolviendo infinidades de situaciones como esta, pero que no salen a la luz".

Sobre el rol del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en la protesta de la policía, Fernández consideró que el funcionario provincial "estuvo todo el tiempo en contacto con la policía para que la situación no se desmadre más".

"Uno puede tener muchas diferencias con Berni, pero atribuirle responsabilidades sobre este tema es un poco injusto porque esto es el resultado de políticas de muchos años que hicieron de la policía bonaerense lo que es la policía hoy", afirmó.

Comentá y expresate