El presidente Alberto Fernández aseguró que desde el Gobierno nacional “nadie promueve la toma de tierras”, dijo que se trata de "un conflicto social, no penal", y destacó la "dimensión social" del trabajo realizado por el Gobierno bonaerense en relación a la ocupación del predio de Guernica, que el jueves fue desalojado por orden judicial.

“Se resolvió con la intervención de la justicia y el Gobierno provincial en una situación muy compleja”, dijo este viernes el Presidente en declaraciones a Radio 10, en las que aseveró que hubo involucrados “sectores con una clara identidad política que utilizan la necesidad de la gente”.

En ese marco, el mandatario dijo que “jamás la propiedad privada estuvo en discusión en la Argentina", que "jamás eso fue un tema de debate" y que "absolutamente nadie promueve toma de tierras”.

“Hay que comprender que este es un conflicto social y no un conflicto penal, que hay que resolverlo en la dimensión social como hizo la Provincia porque no se trata de ir con topadoras y enorgullecerse de tirar abajo casillas. Hay mucha gente que necesita”, aseveró el mandatario en la entrevista que concedió este viernes.

Tras insistir en que "nadie promueve la toma de tierras”, recordó que “desde el inicio de la toma de tierras en Guernica, los intendentes y el gobernador Axel Kicillof se manifestaron en contra” de esta metodología.

Sobre el desalojo en particular, opinó que “la justicia ya había tomado una decisión de sacar a la gente de ahí, pero la postergó una y otra vez hasta que al final dio la orden y se cumplió de forma razonable porque no hubo heridos ni se tuvo que lamentar ninguna muerte”.

“Es una decisión judicial que la Policía ejecutó mientras que la Provincia hizo un trabajo enorme y silencioso para detectar cuales eran las familias que tenían una verdadera necesidad de vivienda y fueron reubicadas”, añadió.

Sobre la toma de tierras, el Presidente afirmó que en ellas “se mezcla una necesidad social que hay que atender", ya que "hay mucha gente que necesita un techo donde vivir".

No obstante, también advirtió que "hay una intencionalidad política porque muchos aprovechan eso para hacer ruido político y hay también sinvergüenzas que se meten en tierras ajenas que lucran alquilando o vendiendo tierras que no son suyas”.

Durante la entrevista, Fernández destacó el trabajo del Gobierno bonaerense y especialmente del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés 'Cuervo' Larroque, quien -en una reunión con el Presidente- le explicó “el trabajo enorme que hizo para detectar a más de 600 familias que necesitaban donde vivir y fueron reubicadas con un trabajo silencio de la Provincia”, según contó el propio mandatario.

Asimismo, el jefe de Estado apuntó que en la toma de Guernica “quedó un remanente que era un sector que ya toma tierras con un fin económico para abusar de la gente y tenía una clara identidad política”.

Comentá y expresate