Los precandidatos a presidente Alberto Fernández (Frente de todos) y Roberto Lavagna (Consenso Federal)se reunieron, por separado, con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) de cara a las primarias. Los dos coincidieron que buscarán reformular el pago de la deuda con el organismo.

“Le transmití al FMI nuestra disposición a reformular los acuerdos sin exigirle más esfuerzos a nuestro pueblo. Buscamos estabilizar la economía para poder crecer como condición necesaria para pagar nuestras deudas”, sostuvo el compañero de fórmula de Cristina Kirchner. Y consideró que hasta el momento, el gobierno de Mauricio Macri “no cumplió con el propósito de reducir la deuda y la inflación, recuperar el crecimiento, generar empleo y combatir la pobreza”.

“Los créditos del FMI se usaron para financiar 30 mil millones de dólares de fuga de capitales especulativos”, apuntó el precandidato tras recibir en su oficina al director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Werner.

El encuentro había sido solicitado por la representación del organismo en Argentina, con el propósito de intercambiar puntos de vista sobre la situación económica y conocer las ideas en la materia como candidatos.

“Manifesté mi profunda preocupación por el hecho de que, respecto de los créditos otorgados al Gobierno Nacional, ese organismo haya actuado y siga haciéndolo en abierta violación a lo dispuesto por Artículo VI del Acta Constitutiva del FMI cuyo primer párrafo dispone que ‘ningún miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital’”, dijo Fernández.

El préstamo otorgado por el FMI asciende a la suma de US$ 57.000 millones. “Esa suma representa más del 65 % del total de su cartera de préstamos, constituyendo así un hecho inédito no sólo en la historia del FMI, sino a nivel global”, remarcó el ex jefe de Gabinete.

En el tiempo que ha transcurrido entre la firma del acuerdo original (junio 2018) y el 30 de mayo de 2019, la Argentina ha recibido del FMI US$ 39.000 millones. “En ese lapso, salieron del sistema financiero US$ 23.160 millones por Formación de Activos Externos de libre disponibilidad y US$ 6.920 millones por salida de inversiones especulativas extranjeras, lo que en total representa una fuga neta de dólares que superan los 30.000 millones”, detalló.

“El acuerdo Stand By aprobado para Argentina tuvo el propósito de financiar un programa macroeconómico que lograra reducir la deuda pública y la inflación, recuperando el crecimiento y la generación de empleo para combatir la pobreza”, aseveró, y consideró que ninguno de esos propósitos han sido logrados.

Para Fernández, el pago de la deuda debe guardar una lógica correlación con el crecimiento fruto de la producción y el empleo. “Ese es, sin dudas, nuestro principal objetivo. Buscamos estabilizar la economía para poder crecer como condición necesaria para pagar nuestras deudas”, indicó.

“Los próximos gobiernos que sucedan a Macri deberán afrontar vencimientos por más de 150 mil millones de dólares en condiciones financieras de extrema debilidad. La administración que comienza el 10 de diciembre llegará con las reservas disponibles en estado crítico, sin acceso al mercado internacional de crédito voluntario debido al sobreendeudamiento contraído por esta gestión, con un 95 % de los créditos del FMI ya desembolsados y con una deuda cuasi fiscal (emisión de títulos LELIQ) de corto plazo equivalente a más de 26.000 millones de dólares a una de las tasas de interés más alta del mundo”, destalló.

Por otro lado, le reafirmó a Werner su disposición para seguir conversando en pos de reformular los acuerdos vigentes “para poner fin a la crisis económica y encontrar un camino adecuado para lograr los objetivos antes mencionados y que permitan superar esta realidad sin exigirle nuevos y mayores esfuerzos a los sectores más débiles de nuestra sociedad”.

Por su parte, el ex ministro de Economía, detalló: "Le dijimos a la misión del FMI que el gobierno de Consenso Federal renegociará los plazos del Stand By porque, así como están, ahogan por muchos años la esperanza de crecimiento de los argentinos".

"La reunión fue una oportunidad para intercambiar opiniones sobre las perspectivas económicas actuales de la Argentina y conocer más sobre sus prioridades de política económica", transmitió a través de un comunicado de prensa antes de comenzar la reunión con los candidatos de Consenso Federal.

Comentá y expresate