“A desaburrir el invierno” 2022 se despide. Este domingo se desarrollará la última jornada del ciclo, con música, teatro y títeres para las infancias.

Durante las dos semanas del receso las familias pudieron divertirse en las diferentes salas del Teatro Auditorium con una intensa programación impulsada por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires de manera gratuita.

Las funciones, que forman parte del programa “Vacaciones divertidas en la provincia”, son organizadas por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires. Las localidades se retiran el mismo día de la función en la boletería del Teatro.

A las 15 se presentará “Martino Gomaespuma” en la sala Roberto J. Payró. Es la historia de un nene único y de una familia de lo más singular. Tiene 8 años, una mamá llena de música, un amigo invisible…y un enojo terrible. Es que le acaban de dar una noticia: tiene que pasar las vacaciones en la casa de su papá. Eso lo enoja porque su padre vive lejos, en una casa de lo más rara y porque, aunque es su papá, lo conoce poquito. Pero, como pasa muchas veces, las cosas más emocionantes pasan en los lugares a donde no queremos ir. La puesta cuenta con dramaturgia de Catalina Landívar y Eugenio Dioseffe. Construcción de muñecos a cargo de Eugenio Dioseffe, bajo la dirección de Catalina Landívar.

image.png

El mismo día en la Sala Astor Piazzolla a las 16 el Grupo Libertablas presenta “Leyenda”. Desde una puesta en escena imaginativa, llena de muñecos, técnicas sorprendentes y colorido, se desarrollarán cinco leyendas folclóricas argentinas: La leyenda Yámana de los delfines (Tierra del fuego), la leyenda del Nahuel (Mapuche), la del Yasí yateré en el litoral y la de Coquena en la Puna, a las que se agrega una leyenda del Buenos Aires tanguero. Cinco cuentacuentos de los más lejanos puntos de la Argentina se juntan para evitar que el fuego de la imaginación se apague y sus historias consiguen reavivarlo.

image.png

En la sala en la sala Jorge Laureti del puerto a las 15 se podrá ver los títeres de la compañía El Altillo con “Yo quiero la luna”, que habla de las cosas simples de la vida, la amistad, la solidaridad, la propia visión de mundo que cada uno de nosotros posee, y del amor por sobre todas las cosas. La obra es recomendada para niñas y niños de 3 a 8 años. La actividad durante las vacaciones de invierno estuvo coordinada por el colectivo de titiriteros de la ciudad de Mar del Plata, Espacio de Producción Artística (EPA).

Comentá y expresate