Magen Fieramusca, una estadounidense de 34 años, fue acusada por las autoridades de Texas de matar a su mejor amiga, Heidi Broussard, para quedarse con el bebé al que había dado a luz dos semanas antes.

Los hechos ocurrieron el pasado 12 de diciembre, cuando Heidi Broussard fue vista por última vez con vida. Acababa de dejar a su hijo de 6 años a la escuela e iba en auto con Margot, su beba de dos semanas.

Alertados por la pareja de Broussard, Shane Carey, las autoridades comenzaron la búsqueda de madre e hija, e investigaron el entorno de la familia. Entre ellos estaban Fieramusca, una de las mejores amigas de la joven madre.

Ambas eran tan cercanas que incluso Fieramusca había estado con Broussard en el parto. Y no era para menos, habían compartido varios meses de embarazo. O al menos eso creía Broussard, porque resultó que Fieramusca fingió durante meses estar embarazada con el propósito de robarle su bebé, según indicó el fiscal.

Mientras buscaban a su amiga, la mujer dijo haber dado a luz a una nena llamada Luna y hasta consiguió un falso certificado de nacimiento.

La policía finalmente encontró a la beba en la casa de Fieramusca en Houston una semana después. En un auto estacionado en el patio trasero de la vivienda, estaba el cuerpo de Broussard. La autopsia reveló que la mujer estranguló a su amiga con una correa y con las manos, indicó la revista People.

Detuvieron a Fieramusca y después de un análisis de ADN, la pequeña Margot fue devuelta a su padre. Tras un mes de investigación, el juez del condado de Travis, donde sigue presa Fieramusca, acusó a la mujer de asesinato y secuestro.Ahora podría ser condenada a muerte o a cadena perpetua, publicó TN.

Comentá y expresate