Para implementar el sistema de fotomultas en Mar del Plata, la Municipalidad impulsó un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

La iniciativa del intendente Arroyo genera polémica: en la Oficina Anticorrupción existe desde 2011 un expediente iniciado por una denuncia contra las autoridades de la UTN de La Plata por supuesta asociación ilícita y enriquecimiento ilícito por irregularidades en el sistema de fotomultas.

La Oficina Anticorrupción denunció la contratación de alumnos por parte de la UTN para digitalizar infracciones de tránsito. Según consta en la denuncia, la empresa Dinatech utilizó a unos 200 estudiantes de esa universidad como mano de obra para hacer un negocio millonario. Los alumnos recibían entre $500 y $1.100 por mes en concepto de beca por trabajar seis horas diarias.

Un grupo de estudiantes realizó una denuncia ante el Ministerio de Trabajo bonaerense. La cartera envió inspectores a la Facultad y la mayoría de los alumnos fueron despedidos. Para los denunciantes hubo defraudación con pagos de “retornos” a funcionarios nacionales y de la UTN.El diputado nacional Alberto Asseff llevó el caso hasta la Oficina Anticorrupción, donde el trámite está en instancia de resolución.

En Salta, el convenio con la Universidad tampoco dio buenos resultados. A fines de diciembre de 2015, el Gobierno decidió no renovarle el contrato. Según los funcionarios, "la UTN incurrió en ciertos incumplimientos del contrato respecto del control al transporte público de pasajeros". De todas maneras, el sistema de fotomultas sigue vigente.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate