Finalizó la COP26, una de las conferencias internacionales más importante de los últimos años, y los sabores que dejó todavía circulan en la discusión pública. A días de su cierre, las conclusiones, sensaciones y miradas sobre la cumbre climática continúan sobre la mesa del debate. Todavía circulan y, hasta que sean sepultadas por temas coyunturales más significativos para la agenda mediática internacional, la crisis ambiental es foco de atención.

Para muchos participantes, la COP26 fue insuficiente. Se lograron acuerdos y compromisos climáticos, como la inversión para detener la deforestación, la detención del uso de carbón o la reducción de emisión de gases que genera el metano. Incluso se acordó poner fin a la venta de motores de combustión interna. Son compromisos propuestos para llevar adelante en el largo plazo, pensando en los años 2030, 2035 o 2040.

Aun así, desde Glasgow, la sede donde se llevó adelante la Cumbre, los participantes (miembros de la sociedad civil y delegados de países) no están demasiado satisfechos. Para nada satisfechos, a decir verdad. Porque esperaban logros más contundentes. Acuerdos estructurales que se pongan en marcha de manera urgente. Un parámetro para medir la desazón fue el discurso que brindó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que si bien destacó lo conseguido durante estas dos semanas, también sostuvo que "no es suficiente".

"Sé que están decepcionados. Pero el camino del progreso no siempre es una línea recta. A veces hay desvíos. A veces hay zanjas. Pero sé que podemos conseguirlo. Estamos en la lucha de nuestras vidas, y esta lucha debe ganarse. Nunca hay se rindan", señaló el mandatario.

unnamed (1).jpg

La sede en Escocia de Fridays For Future (FFF), la organización ambientalista liderada por la activista sueca Greta Thunberg, emitió un duro comunicado al respecto, que tituló como "Exasperante y decepcionante, huelguistas climáticos reaccionan a los resultados de la COP26". Catalogándola como la COP "más exclusiva de la historia", declaró que el encuentro dejó al margen a las voces más afectadas por la crisis climática, y que "las naciones del norte global una vez más se negaron a ceder terreno".

Acá, el texto completo:

"Anoche, a las 23:28, el último martillo cayó sobre la tan esperada cumbre COP26. El texto final del Pacto Climático de Glasgow ha sido adoptado y la negociación ha llegado a su fin, pero el mundo no está más cerca de abordar la crisis climática. Desde el principio, la COP26 estaba destinada a producir resultados decepcionantes, y esta COP se denominó "la COP más exclusiva de la historia". La falta de voluntad del gobierno del Reino Unido para abordar de manera significativa la inequidad de las vacunas, combinada con una política fronteriza hostil, ha llevado las voces de los más afectados por el cambio climático aún más al margen. Los activistas de primera línea han tenido dificultades para ser escuchados dentro del proceso, mientras que más de 500 cabilderos de combustibles fósiles fueron bienvenidos en el evento. Aunque se produjeron importantes discusiones sobre el tema de pérdidas y daños, un punto clave de la cumbre de este año, las naciones del norte global una vez más se negaron a ceder terreno a la profesión de la justicia, y el contenido del texto ha sido despojado más allá del reconocimiento. Si bien los negociadores de las naciones más vulnerables han luchado arduamente para cambiar el curso de las negociaciones, ahora se les pide que cedan las vidas y la tierra de su gente a instancias de las naciones del norte global. Organizadores de Fridays For Future Glasgow han dicho: "Mientras que la policía nos ha dejado furiosos, la energía que se ha apoderado de Glasgow la semana pasada nos ha levantado. Ha sido un privilegio dar la bienvenida a las luchas climáticas de todo el mundo en nuestra ciudad, para trabajar junto al movimiento sindical local y marchar junto al pueblo de Glasgow. El pueblo unido nunca será derrotado. Nuestra lucha por la justicia climática continúa".

Comentá y expresate