“Sentí que me moría”, confesó Liliana al recordar la dramática escena que vivió cuando fue atacada por tres perros pitbull de su vecino. La mujer volvía a su casa, en el barrio Alfar, y fue sorprendida por los animales que la tiraron al piso y le produjeron cortes, golpes y la pérdida parcial de la oreja izquierda.

“Venía de hacer los mandados. Mi vecino no estaba y se le escaparon los pitbull. El macho me saltó, me volteó y me tiró al piso. Vinieron todos los perros corriendo hacia mí”, recordó en diálogo con Telediario, el noticiero de Canal Diez. “También me rompieron la ropa. Sentí que me moría, no me daba cuenta de dónde me tenían. Solo sentía que mi cabeza se movía, así que me aflojé y en ese momento me mordieron del otro lado”, narró.

Según relató, el hijo del dueño de los perros “se estaba duchando” y al escuchar los gritos “los llamó y entraron”. “Él dijo que yo había agarrado un palito y me lastimé a propósito para hacer este lío”, expresó.

Cuando logró levantarse del piso, Liliana había perdido los anteojos pero pudo llamar al 911. “Esperaba la ambulancia y me avisaron que la chocaron, así que esperé cinco horas hasta que me llevaron al Hospital Privado de Comunidad”, indicó. La mujer recibió suturas en la mejilla y los médicos le confirmaron que sufrió una sección en la oreja.

“No es la primera vez que pasa”, agregó y mencionó que otros vecinos también fueron atacados por estos animales.

Comentá y expresate