Desde la Asamblea en Defensa de la Educación Pública aseguraron que fue una “decisión” del director provincial de Consejos Escolares, Marcelo Di Mario, “paralizar todas las funciones del Consejo Escolar".

Manifestamos nuestra voluntad desde la toma a abrir las oficinas de la Secretaría de Asuntos Docentes –SAD- para que se realicen las asambleas docentes. Tuvimos una reunión con la directora de la SAD para llegar a un acuerdo”, sostuvieron en un comunicado los manifestantes.

Y agregaron: “Desde el primer día de toma manifestamos que no fuimos nosotros los que echamos a los trabajadores, si no que fue una decisión de Di Mario paralizar todas las funciones del Consejo Escolar. Por otro lado, manifestamos solidaridad con todos los trabajadores que estos días no pudieron realizar trámites, y pedimos públicamente en conjunto con la SAD la extensión de la prórroga para los trámites”.

También expresaron la necesidad de que “faciliten la apertura de agua y la recolección de basura” del lugar. “No obtuvimos respuesta. Declaramos públicamente que estamos a la espera de un aviso para que pueda empezar a funcionar esa dependencia”, sumaron.

Además, en el comunicado, denunciaron la “persecución” que sufrió un estudiante secundario. “Fue luego de una asamblea en el Polivalente de Artes. Fue perseguido por la policía durante dos cuadras hasta que lo detuvieron sufriendo por más de media hora insultos. Incluso, le recordaron que podía llegar a terminar como Santiago Maldonado. Hacemos responsable al gobierno municipal, provincial y nacional, y al director de los Consejos Escolares de la Provincia de Buenos Aires, Marcelo Di Mario, por cualquier amedrentamiento que suframos mientras siguen dilatando el conflicto”, concluyeron desde la Asamblea en defensa de la educación pública.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate