Cinco personas murieron tras un terrible accidente en la autopista Rosario-Córdoba. Ocurrió cuando un semirremolque se desprendió de un camión y aplastó a un auto.

La familia volvía a su casa luego de despedir en el aeropuerto de Santa Fe a su hijo Nahuel (27), que volaba a Europa. El joven se había recibido de médico hacía poco y ahora se iba de vacaciones junto a su novia. Fallecieron cinco personas en el siniestro: sus padres Fabricio y Sonia (ambos de 50 años), su hermana Carolina (17) y sus abuelos Angel (76) y Olga (74). El rodado de la familia, un Renault Captur, fue aplastado por el acoplado de un camión.

“Estamos todos muy dolidos. En el velorio y entierro estuvo Martín, hermano de Fabricio, que sigue en estado de shock”, dijo Juan José Sarasola, intendente de Casilda.

“Para nuestra pequeña ciudad, de 40 mil habitantes, es un golpe grande. Se trata de una familia muy querida. Eran productores agropecuarios, Fabricio había sido elegido como presidente de la delegación local de la Federación Agraria Argentina. Su esposa Sonia era docente de primaria”, agregó el intendente y aseguró que la comunidad tiene puestas sus energías en “apuntalar a Nahuel y su tío después de la trágica pérdida”.

Según fuentes policiales, el camión, que trasladaba un contenedor, circulaba por la mano contraria a la del autoy presumen que no hubo otros vehículos involucrados en la secuencia.

De acuerdo a la información difundida por el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, los bomberos iniciaron el operativo pasadas las 23.30 a la altura de la localidad de Funes.

El auto en el que viajaban las víctimas iba hacia el oestecuando se produjo el desprendimiento por causas que deberá esclarecer la unidad de Homicidios Culposos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Comentá y expresate