Los delegados del gobierno y de la oposición venezolana están llevando adelante la continuación del diálogo iniciado en agosto. La cita tiene lugar en México y cuenta con la mediación de Noruega.

En medio de este escenario, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo en una entrevista televisiva que “EEUU se buscó un pelele, un imbécil, entrenado, para que hiciera de títere y buscara lo que ellos buscaba, el derrocamiento del Gobierno, la destrucción de la revolución bolivariana, la colonización política de Venezuela”.

“En México no habrá impunidad, ni en Marte...Puede ser que tarde, pero sueño con el día en que haya justicia y que todos estos bandidos, que Guaidó, pague ante las leyes venezolanas”, agregó apuntando directamente al líder opositor.

“Tiene que haber justicia severa porque es mucho el daño que ha hecho”, dijo.

En los diálogos de paz, la delegación del gobierno presenta la exigencia del reconocimiento internacional y el levantamiento de sanciones económicas perpetradas por Estados Unidos.

Embed

Por su parte, el líder opositor, Juan Guaidó, que es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, no se quedó callado y le contestó a Maduro.

Luego de los dichos de Maduro en la entrevista, Guaidó contestó a través de su cuenta de Twitter, en donde escribió: "Recuerda que tú eres el que está señalado en la CPI y tiene 15 millones en recompensa. Ni te atreves a salir a la calle a escuchar a la gente".

Embed

La oposición, agrupada en el bloque llamado Plataforma Unitaria de Venezuela, presentó en las negociaciones su Acuerdo de Salvación Nacional, en donde exige que se realice un proceso electoral libre y transparente, además de permitir la llegada de ayuda humanitaria para contrarrestar la crisis en el país.

Gerardo Blyde, el líder de la delegación opositora al régimen chavista, declaró: "Estos acuerdos buscan aliviar en alguna medida la crisis humanitaria, pero todos los venezolanos sabemos que no habrá solución permanente a nuestra profunda crisis económica mientras no haya democracia, lo que significa instituciones autónomas, respeto a los derechos humanos, regreso al orden constitucional, reglas claras de convivencia y que los venezolanos pueden elegir libremente su destino. Con ellos Venezuela se reinsertará en el concierto de naciones, recuperará la confianza y avanzará hacia una recuperación economía sostenible”.

En las negociaciones, iniciadas el 13 de agosto, se firmó un memorando común en el cual se pactó una agenda de temas a tratar. Mientras las delegaciones buscan llegar a un acuerdo para garantizar la estabilidad política en Venezuela, los representantes principales continúan en pugna.

A la delegación de la oposición se sumó el ex diputado Freddy Guevara, quien estuvo más de un mes encarcelado y fue liberado, en lo que muchos dicen que fue una maniobra de Maduro para eliminar a Carlos Vecchio de la mesa de diálogo.

Comentá y expresate