Tras la muerte de Liliana Vega durante un violento asalto por la madrugada en su casa de Santa Clara, los vecinos salieron a la calle y se movilizaron en la comisaría.“Es un pueblo que no está acostumbrado a esto. Nosotros vivimos en paz. Hoy Santa Clara se manchó de sangre. No queremos vivir así”, señalaron los vecinos en diálogo con Telediario.

Amigos, familiares y vecinos de Lilianala describieron como una persona que ayudaba a todo el pueblo. “Era una persona excelente, colaboradora con todo el pueblo. Ayudaba a quien se lo pidiera. Un ser humano excepcional”, resumieron.

Vega, de 58 años, murió en horas de la madrugada tras ser víctima de un violento asalto en el que cuatro delincuentes la ataron en el interior de su casa del barrio Atlántida, la encerraron y luego escaparon. La víctima sufrió un paro cardíaco por el estres que le causó la situación.

“Era un Ángel en vida, no dejó nadie de este pueblo sin ayudar. Era un alma noble. No se puede explicar. Es un ángel que hoy nos deja y tiene sus alas”, explicó una vecina, quien indicó que "en Santa Clara estábamos exentos de todo esto. En el último mes empezamos a evidenciar todo tipo de robos, de violencia de todo tipo. Antes no pasaba. Para nosotros es un cimbronazo muy grande. Mucho más si hay una muerte”.

Comentá y expresate