La Delegación Departamental de Investigaciones junto a la Jefatura Departamental de Seguridad y el Municipio realizaron fuertes operativos a lo largo de la semana con la finalidad de evitar los delitos de motochorros y el robo automotor. Los operativos terminaron con más de 73 vehículos secuestrados y con la clausura de 11 talleres que funcionaban como desarmaderos.

Entre autos y motos, se interceptaron más de 400 vehículos, de los cuales 73 fueron infraccionados o secuestrados por distintas anomalías.

Por otra parte, fueron inspeccionados 37 talleres de diferentes rubros, 11 de los cuales fueron clausurados. En total, fueron identificadas más de 450 personas.

Los operativos se realizaron en zona en zona de jurisdicción de Comisaria Sexta, aunque en los próximos días se desplegarán en diferentes puntos de la ciudad.

Comentá y expresate