Gustavo Casciotti, vicepresidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme); Patricio Delfino, miembro de la Cámara de Expendedores de Combustibles; Avedis Sahakian, titular de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica, y Carlos Longhi, empresario textil, participaron de Estudio Político para revisar los efectos de la reacción de los mercados tras las PASO del pasado domingo 11.

En todos los casos hablaron de un panorama complicado por una situación previa, con caída de ventas y demanda de servicios, y agravada por una economía sacudida por una fuerte y abrupta devaluación que tiene efectos directos sobre precios y niveles de consumo.

Longhi recordó que el sector textil tiene una fuerte carga de impuestos y este nuevo escenario, con nuevas complicaciones, se da en momentos en que la industria padece caída de ventas y pérdida de empleos. “Estamos haciendo un esfuerzo muy grande, lo de este último tiempo nos afectó muchísimo”, dijo. Citó la dinámica del rubro con colecciones que se envían al interior y se venden a plazo. "Hay mucha plata en la calle, vivimos una realidad en pesos y consumimos insumos en dólares”, resaltó. Reconoce que en la actualidad esta industria “sigue perdiendo potencial”.

estudio politico 21-8 10.jpg

Los problemas de competitividad de Mar del Plata y sus servicios turísticos de alojamiento y gastronomía fueron expuestos por Sahakian. “Hay cargas impositivas muy altas y están sometidas a cuestiones impositivas que hacen muy onerosa la actividad”, dijo el empresario, que hizo hincapié en altas retenciones de tarjetas, Ingresos Brutos y otros costos administrativos. Puso el caso del Impuesto Inmobiliario a los hoteles, con reclamos que “no han tenido respuesta”.

Las últimas medidas afectaron de manera muy directa al sector de combustibles, con congelamiento de precios. Delfino dijo que se ha buscado estabilizar el rubro tras la disparada del dólar y la incertidumbre. “El traslado a precios de la devaluación hubiese significado un 15% más en combustibles”, advirtió.

Esta y otras medidas, acotó, fueron “contrarias la filosofía de este gobierno”. “Hizo un esfuerzo para que la energía tuviera un recupero de precios que estaban rezagados”, explicó. Y en tal sentido llamó la atención sobre el efecto que estos últimos cambios pueden tener en el mercado: “La energía vendrá si hay inversiones y las inversiones vendrán si habrá señales de precios claras”, remarcó.

A futuro, dijo, deberán darse definiciones de las autoridades para ver si “se va a poner el pie sobre los precios de las tarifas”. En ese caso está convencido que las inversiones en el sector “se van a cortar drásticamente”.

estudio politico 21-8 6.jpg

Luego se dio un contrapunto entre Casciotti y Sahakian en cuanto al rol del Estado y sus responsabilidades, en particular sobre el tema tarifas y los efectos inflacionarios. El directivo de Apyme reclamó que el gobierno tome un rol protagónico para “velar por el acceso de los ciudadanos a la energía”. El gastronómico advirtió que “una cosa es velar para que todos tengan acceso y otra intervenir sobre precios". Resaltó que las mayores cargas de las tarifas son impuestos”. “El Estado tiene que tener ciertos límites para intervenir”, dijo antes de plantear que además debe reducir sus costos.

Longhi también fue contra el Estado y en particular con el actual gobierno porque “abandonó a las Pymes”. “Detrás de cada una hay diez o quince personas y allí se genera empleo genuino", dijo. Y con respecto a la anterior gestión cuestionó haber establecido “un país cerrado” cuando industrias como la textil “requiere de herramientas, maquinarias e insumos del exterior”.

Comentá y expresate