El marplatense Martín Bruno es uno de los responsables de lograr la sensación de estar al volante de un auto de carrera, desde la comodidad del hogar. El propietario de V-Racer, la empresa que fabrica simuladores, vuelca en cada diseño todo su conocimiento y los avances tecnológicos para que el usuario pueda sentir la adrenalina de una pista de automovilismo.

El rubro creció durante la pandemia porque fue la herramienta utilizada por los pilotos para continuar con los entrenamientos. Si bien la firma se dedicaba también al alquiler de equipos para eventos, la venta en los meses de aislamiento social “permitió equiparar lo perdido en alquileres”.

emprendimiento v-racer 4.jpg

La empresa ha llevado simuladores a distintas partes del mundo, como Brasil, Chile, Uruguay, Bolivia, Costa Rica, Estados Unidos y Japón. Incluso hay figuras públicas, más allá de los pilotos de automovilismo, que no quisieron quedarse sin su propio equipo, como Mario Pergolini, Gabriel Batistuta y hasta los músicos de Molotov.

Bruno estudió Ciencias de la Comunicación, pero se dio cuenta que su pasión iba por otro lado. “Hice muchísimos cursos de diseño avanzado en 3D para desarrollos de las pistas y autos”, dice a Ahora Mar del Plata sobre sus primeros pasos en el diseño de pistas y carreras. “Trabajé 3 años para Electronics Arts siendo parte del equipo de desarrollo del Need For Speed Shift 1 y 2 y Ferrari Academy”, destaca el marplatense de 46 años radicado en Capital Federal.

emprendimiento v-racer 5.jpg

El proyecto nació en 2004. "Estaba trabajando en diseño en otra empresa y conocí una firma en Europa que se llamaba Virtual Games, que estaba situada en Portugal, y se dedicaba al alquiler de todo tipo de juegos, de ahí surgió la idea de empezar”, expresa. “En principio V-Racer solo se dedicó al alquiler de simuladores personalizados para eventos”, agrega. Luego, ante la demanda de equipos para uso personal, comenzaron a explotar las ventas.

Su producto más destacado fue la camioneta Hilux con movimiento, realizada en conjunto con Toyota de Argentina, que fue llevada al Salón del Automóvil de Tokio.

El primer diseño que realizaron fue el Autódromo de Buenos Aires para el Juego GTR2, que realizaron junto con gente de Portugal. “Al presentarlo en el Autódromo de Buenos Aires (el real) enseguida nos contrataron los directorios de las firmas más importantes para todos sus eventos internos. Eran marcas como Ford, Renault , Honda, Ferrari, Porsche”, destaca. Luego realizaron el primer salón del automóvil con simuladores de varias marcas.

emprendimiento v-racer 3.jpg

La carrera de autos fue una pasión de familia. “Mi papá fue siempre fan y pudimos correr 10 años en karting. Luego pude manejar autos de carrera de mayor porte en pruebas de alquiler”, señala Bruno.

El primer salto de la empresa “fue inmediato”, según relató. Sin embargo, el más significativo para él fue en 2007, en el Salón del Automóvil, cuando los contrató Honda. “Nuestros simuladores fueron la atracción junto con el robot Asimo”, describe.

La respuesta del público siempre fue positiva. “Lo que más me sorprendió fue haber podido vender equipos a personalidades destacadas, como Gabriel Batistuta o Mario Pergolini. También los mejores pilotos de aquí, como Rossi, Guerrieri y Ardusso, entre otros. Y hasta haber llegado a Indianapolis y Japón con nuestros productos”, destaca.

emprendimiento v-racer 2.jpg

Los diseños son personalizados. “Nunca hacemos un simulador igual a otro. Ahí es donde jugamos con la estética y lo que el cliente pide”, explica.

Los modelos avanzaron a la par de la tecnología. “Lo principal es la sensación de manejo, cada día se acerca más a lo real. La fuerza de los volantes. Los materiales que se usan son los mismos que en los autos de carrera: fibra de carbono, aluminio, el tipo de pedalera para emular la bomba de freno, el movimiento con actuadores y la presión de cinturones de seguridad”, enumera Bruno, y resalta: “Todo eso avanza muy rápido, y la pandemia hizo que en el mundo muchos equipos de carrera e ingenieros apostaran más todavía a los simuladores para entrenar”.

Todos los diseños y trabajos de la empresa están publicados en su cuenta de Instagram, @vracer.

Comentá y expresate