La pérdida de conocimiento transitoria que sufrió el jugador de Aldosivi Ian Escobar tras el fuerte choque de cabezas con el paraguayo Iván Cazal, de Lanús, generó una conmoción inmediata entre sus compañeros y rivales, que entraron en desesperación al ver que no reaccionaba luego de caer desplomado.

Embed

Tras el ingreso de la ambulancia y la inmovilización cervical por parte de los médicos, se informó que Escobar reaccionó en el Hospital Finocchieto, donde permanecerá internado al menos hasta este martes. “El jugador tuvo un traumatismo de cráneo con pérdida transitoria del conocimiento. Se le hizo una tomografía computada y permanecerá en el sanatorio Finocchieto durante 48 a 72 horas, siendo evaluado por un neurocirujano", indicó el parte médico de Aldosivi, horas después del episodio.

Los choques de cabeza son situaciones que a menudo suceden en el fútbol, aunque no siempre con las consecuencias que tuvo el golpe para Escobar. En diálogo con Ahora, el médico Martín Paredes, que trabaja en el básquet de Peñarol y Unión de Mar del Plata, y además se desempeñó en Quilmes (básquet) y en Aldosivi y Alvarado (fútbol), explicó cómo actuar ante una situación de ese tipo.

-.¿Qué hacer y qué no hacer cuando hay un choque de cabezas?

- Lo primero que hay que hacer cuando hay un traumatismo de ese tipo es una observación muy clara del panorama. Ver si el paciente está consciente o inconsciente. Primero se hace un interrogatorio y segundo la inmovilización de la zona cervical. Lo primero que hay que poner ante un paciente inconsciente es un collar cervical. Cuando hay un traumatismo raquídeo o cefálico, siempre ante un paciente inconsciente hay que poner un collar de Filadelfia e inmovilizar. Es un collar de plástico, de goma dura, y por supuesto la tabla para que toda la columna esté inmovilizada para no generar lesión.

- ¿Qué otras cuestiones forman parte del procedimiento?

-En simultáneo, vas controlando los signos vitales: tipo de respiración, si es profunda o superficial, si tiene algún otro signo que te llame la atención a prima facie. Después, la respuesta ocular. Si ves que esta inconsciente y respira mal, hay que ver el tamaño pupilar, si hay una alteración. Ver si hay una reactividad o no. Siempre hay que trasladarlo con esas medidas de precaución: collar y tabla rígida.

-¿Cómo se actúa si el jugador tarda en reaccionar, cómo en el caso de Escobar?

-Eso es una pérdida de conocimiento transitoria, que puede deberse a un trauma más violento de lo habitual o en una zona donde “se le apaga la tele”. Lo que hay que evaluar son los signos y parámetros normales: que respire bien, que no se bloquee la respiración con nada. Hay que mantener la vía aérea permeable, para que pueda respirar y controlar frecuencia cardiaca, respiratoria y los ojos.

-En estructuras menos profesionales, muchas veces no hay un médico en la cancha. ¿Cómo actuar en esos casos?

-Si no hay un médico ahí, lo único que no hay que hacer es movilizarlo hasta que no esté asegurada la parte cervical. Hay que asegurar la parte cervical con algún collar o tabla para que no haga flexo extensión con el cuello y moverlo en bloque. Si consiguen una tabla o puna puerta, le inmovilizás el cuello, lo movés en bloque de costado, lo pones en la puerta y lo trasladás a dónde sea. Lo más importante es asegurar el tronco raquídeo

-¿Y en el caso de una convulsión?

-Si es sólo una convulsión, se recomienda ponerlo de costado para que pueda vomitar y no le ingrese el vómito en las vías aéreas. A veces uno dice que se le fue la lengua para atrás y no puede respirar, pero rara vez pasa eso. Si le haces una hiperextensión de la columna cervical, se libera la vía. De todos modos, si está inconsciente está contraindicado hacerlo. Si está lucido le podes tirar la cabeza para atrás, pero muchas veces esta inconsciente y se interpreta que la lengua se va para atrás. En realidad no se va para atrás, sino que se bloque el flujo de aire en la vía aérea. Entonces hay que tomar el cuello con las dos manos y lentamente hacerle una hiperextensión, como si llevara el cuello para atrás, manteniéndole la posición con las manos. Es una práctica bastante habitual Pero lo ideal es que no lo toque nadie que no esté calificado.

ESCOBAR: "ME LEVANTÉ EN EL HOSPITAL Y NO SABÍA QUÉ PASABA"

Desde el hospital, Ian Escobar habló con TyC Sports, todavía en observación por el traumatismo sufrido. "Me levanté en el hospital y no sabía qué pasaba", comenzó Escobar. Además reveló: "Me dijeron que hablé en la ambulancia pero no me acuerdo nada, yo me levanté cuando me estaban haciendo la tomografía computada y ahí pregunté todo, no sabía dónde estaba". Además contó que solo hasta la jugada previa al choque.

También explicó que recibió infinidad de mensajes por parte de sus compañeros, los rivales y mucha gente que le demostró todo su cariño. "Hablé con todos, le agradecí a todos", afirmó.

Sobre su estado aseguró que está mejor. "Anoche no pude dormir nada porque me dolía mucho la cabeza, pero hoy amanecí bien", relató. Al hablar con TyC Sports vio por primera vez la repetición de la jugada y reconoció: "Caí noqueado, ahora tengo un huevo en la cabeza terrible".

Al ser consultado por los pasos a seguir, el futbolista sostuvo: "Me hicieron la tomografía y no salió nada, pero no me dijeron hasta cuando voy a estar acá".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate