Una diferencia económica entre el Municipio y la empresa "Torneos" pone en peligro la realización del Torneo de Verano en Mar del Plata. El intendente Carlos Arroyo se reunió este miércoles con los organizadores, pero no hubo acuerdo.

La Municipalidad, a través de su secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, pidió un millón de pesos por partido, un canon ostensiblemente superior al de otros veranos. La organización no está dispuesta a abonar esa cifra y amenaza con mudar el Torneo de Verano a otra ciudad. Así, Mar del Plata se quedaría sin el plato fuerte de la temporada: el superclásico Boca-River.

Los empresarios quieren pagar lo mismo que el verano pasado: 100 mil pesos por partido y 125.000 por el Boca-River. Una cifra que hizo poner el grito en el cielo a las autoridades municipales. Es que desde el Gobierno estiman que los organizadores van a embolsar 150 millones por cinco partidos.

De la reunión, que se realizó en un hotel de Punta Iglesia, participaron el intendente Carlos Arroyo, el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, y el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle. En representación de la empresa Torneos estuvieron Guillermo Copolla y Matías Calcagno, entre otros.

"Bajo ningún aspecto vamos a aceptar el valor irrisorio que estaban pagando por un torneo que genera muchísimo dinero. No mejoraron nada lo que pagaron el año pasado", dijeron fuentes municipales. Y agregaron: "Lo que busca el municipio es que ese dinero se traduzca en las obras que el estadio necesita de una vez por todas. Durante 20 años el Minella no tuvo ningún tipo de reparación integral, solo parches".

La oferta, señalaron, "es claramente insuficiente. Con lo que ofrece la empresa organizadora apenas se paga la luz para abrir la cancha en los partidos de verano. No llega a cubrir los salarios u horas extras del personal, por ejemplo. Estamos cuidando los recursos de los marplatenses”. A su vez, opinaron que “Mar del Plata es una sede única para un torneo de verano: por la cantidad de gente que recibe, ya están acá con o sin torneo, y por su estadio mundialista”.

Finalmente, sobre el posible impacto que tiene la no realización del torneo, sostuvieron: “No esperamos impacto negativo. En estos torneos, la gente que ocupa las tribunas es la misma que ya se encuentra en la ciudad o en sus cercanías, veraneando.”

Comentá y expresate