El entrenador de River, Marcelo Gallardo, bajó a la cancha para saludar a Guillermo Barros Schelotto y al plantel de Boca, que salió al terreno de juego una vez conocida la suspensión del encuentro.

Gallardo, obligado a ver el partido de vuelta de la final en un palco, dialogó brevemente con el entrenador de Boca y luego saludó a Carlos Tevez y a Pablo Pérez, la principal víctima del ataque al micro del plantel “Xeneize”.

Tras los incidentes, en medio de una tarde vergonzosa para el fútbol sudamericano, la Conmebol decidió postergar el partido para este domingo a las 17.

Embed

Comentá y expresate