El titular de Movilidad Urbana, Dante Galván, consideró que las faltas de tránsito como la que protagonizó el joven que conducía borracho en Cabo Corrientesdeben tener otras consecuencias legales para el infractor. “Tenemos que penalizar más fuerte”, dijo a Ahora, el noticiero de Canal Diez.

“Hoy pudimos avanzar en otros aspectos. Bajo los efectos del alcohol, la gente no tiene condiciones para conducir. Además modifica los comportamientos. En el video se ve un desprecio por el otro, una minimización de lo que se puede generar, que es llamativo”, consideró.

El funcionario describió que el municipio intervino con los distintos estamentos, se le retuvo el vehículo y se le realizó el test de alcoholemia que arrojó 1,03 gramos de alcohol en sangre. “En primera instancia se pasó a la justicia contravencional. En ese caso, como en otros que han ocurrido en este último tiempo, el intendente Guillermo Montenegro ha solicitado la suspensión de la licencia”, señaló.

Para eso se realizó la averiguación de donde se había expedido, que en este caso fue en Berazategui, y desde allí suspendieron el registro. “Nos pusimos en contacto, se le cruzaron las notas a la directora general de licencias de esa ciudad y también a la Agencia Nacional de Seguridad Vial”, describió Galván.

conductore borracho 2.png
El joven circuló borracho por Cabo Corrientes

El joven circuló borracho por Cabo Corrientes

Este caso, a diferencia de otros, suma un agravante: “El videopermitió llevar adelante una denuncia penal. Se lo fue a notificar pero no se encontraba en el domicilio que declaró. Interviene el fiscal Rodolfo Moure. Este desprecio a la vida se puede penalizar gracias a la grabación”.

Pudo haber sido una desgracia mayor, por el riesgo que corrieron los involucrados y porque es un borde costero que se utiliza para actividades físicas. Los infractores se van a tener que hacer cargo de todos los daños producidos en el paredón, la vereda y las cámaras”, explicó el titular de Movilidad Urbana.

El Ente de Servicios Urbanos (Emsur) ya ha realizado parte de esa reparación y los gastos están a cargo del infractor. “Los costos que han tenido los arreglos ya llevan como mínimo 150 mil pesos. Todavía falta el arreglo de las cámaras”, expresó.

“No hay un sistema preparado para que el infractor se haga cargo de los daños, pero ya estamos trabajando para presentar los distintos expedientes. La denuncia penal es una herramienta más”, remarcó, y agregó: “Uno tiene la posibilidad de trabajar legalmente con las herramientas que tiene. Tenemos que trabajar y penalizar más fuerte. Lo que ocurrió ha sido un acto casi criminal”.

Comentá y expresate