Un gran misterio se vive en la ciudad de Bariloche por una persona que ganó 1 millón de pesos en el Pozo de la Quiniela pero que nunca se acercó a cobrar su premio. La jugada se hizo hace una semana y tiene tiempo hasta mañana para hacerlo.

Según relató Elsa Sáenz Denise, propietaria del kiosco donde se realizó la jugada, al diario Río Negro, la ganadora jugó el 593 y el 796 y "de casualidad, no sacó el premio mayor de 6 millones de pesos pero ganó 1.108.000 pesos".

Elsa cree que la persona que ganó "no es una clienta habitual del kiosco" y advirtió que "tiene hasta mañana a las 20 para cobrar el premio".

"Nos da mucha pena que se pierda. Ya nos pasó hace poco que una persona ganó 70.000 pesos de la quiniela y no los vinieron a cobrar. El otro día alguien ganó el Quini, con un premio menor, y tampoco vino a buscarlo. Estamos dando suerte", señaló.

Comentá y expresate