"Pablo Escobar tenía en cuenta a todos los jugadores de América de Cali, estábamos en guerra. Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira del Patrón. Sin embargo, no llegaron a él. Su amor por el fútbol lo salvó, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el cartel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo", reveló "Popeye", exsicario del narcotraficante colombiano.

Por eso, este miércoles, durante la conferencia de prensa del seleccionado peruano, Garecafue consultado y no dudó en contestar.

"Son cosas que la verdad no tengo respuesta. Si yo tengo que hablar de Colombia, he pasado años sensacionales en mi vida. Pero esas son cosas que salen después de 25 años y que yo no tenía ni tengo ninguna clase de conocimiento", indicó el "Tigre", que jugó en América de Cali entre 1985 y 1989.

Fuente: TNT Sports

Comentá y expresate