Los empresarios hoteleros y gastronómicos piden modificar la restricción horaria nocturna en Mar del Plata, tras a decisión de la Provincia que suspende entre la 1 y las 6 toda actividad comercial, artística, deportiva, cultural, social y recreativa.

“Queremos manifestarle nuestra preocupación y malestar. Exhortamos al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a modificar esta medida y extender el horario al menos a las 2 de la madrugada”, expresaron a través de un comunicado desde la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina

“Como es de público conocimiento, nuestras ciudades afrontan veranos muy alejados de la posibilidad de generar una buena recaudación o mayores puestos de trabajo -como era habitual en estas fechas- y ante este anuncio que brindó el sábado, las reservas hoteleras, que ya no sobrepasaban el 20%, bajaron a la mitad en muchos establecimientos. Sí, nuevamente los más afectados son los trabajadores hoteleros, principales víctimas de esta pandemia que atravesamos”, enfatizaron.

Y agregaron: “A la par de este sector están los gastronómicos, que en sus horarios de mayor contención para el público joven –principal asistente a las fiestas ilegales que esta medida no logra paliar- tienen que cerrar sus puertas. Hemos soportado nueve meses de inactividad con la pérdida de más de sesenta mil puestos de trabajo en todo el país y miles de establecimientos que nunca más abrirán sus puertas; familias enteras padeciendo todo tipo de necesidades ante la falta de trabajo, perdiendo su dignidad al recurrir a una ayuda estatal para poder subsistir”.

Respecto a la restricción horaria de 1 a 6 de la mañana, los empresarios explicaron que “sigue afectando a la actividad, al turismo, al teatro”. “Sigue afectando a la gran masa de trabajadores temporarios que no podrán ser tenidos en cuenta en sus espacios de verano y que tampoco han sido tenidos en cuenta por el gobierno a lo largo del 2020 para recibir las ayudas implementadas”, completaron.

“Contamos con los precisos y exhaustivos protocolos de salubridad y control para prevenir la propagación del virus que demuestran que la actividad gastronómica no constituye un foco de contagio de la enfermedad. Esta decisión no solo coarta el trabajo en espacios seguros, sino que también lo que es seguro para nosotros, es el engrosamiento de la lista de ciudadanos sin trabajo gracias a medidas que lejos de atacar los puntos de contagio, atacan a la economía de nuestras comunidades”, argumentaron.

Comentá y expresate