Una joven de 21 años quedó detenida por “sustracción de menores” tras haber secuestrado el bebé de un mes de una pareja amiga, en Chubut.

Tras robar al niño, la mujer se dirigió a la casa de su expareja y le dijo que ese bebé era hijo de ambos.

El hecho ocurrió el jueves 13 de diciembre a las 19.40 cuando la joven se encontraba comiendo junto a unos amigos: una pareja y su bebé de un mes. Estaban en un local llamado Mostaza, ubicado en un shopping, cuando les dijo que llevaba al bebé a pasear. Pero se subió a un remís y se dirigió a un domicilio ubicado en el barrio Pujol, donde vivía su expareja.

Inmediatamente personal policial, alertado de la situación, dispuso un operativo cerrojo y a través de las cámaras, permitieron ubicarla en el domicilio.

La mujer hizo entrega del bebé y quedó detenida. Fuentes policiales indicaron que a su expareja le había presentado al niño como un “hijo propio producto de la relación entre ellos”.

La funcionaria de fiscalía a cargo del caso, Annya Puchetta, solicitó la imputación por sustracción de menores, que tiene una pena de “cinco a quince años para el que sustrajere a un menor de 10 años del poder de sus padres”. También se pidió que la mujer sea examinada por Salud Mental.

Comentá y expresate