A pesar del fuerte operativo de seguridad que se organizó para la inauguración de la 133° Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, en el predio de la Rural, luego del escándalo protagonizado por los veganos, los ecologistas de Greenpeace se las ingeniaron para llevar este sábado su reclamo a la fiesta agroganadera más importante del país.

Mientras hablaba el presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, a sus espaldas desplegaron unos banderines amarillos desde las estructuras del escenario. Los carteles expresaban su crítica al avance de la ganadería sobre montes y bosques.

"Ganaderos basta de desmontes" y "Destruir montes es un crimen", se leía desde las gradas, una expresión de Greenpeace para concientizar sobre los desmontes selectivos autorizados para la producción de ganadería intensiva en Santiago del Estero, Chaco y Córdoba.

protesta greenpeace 2.JPG

Para esa ONG, esos desmontes "son una clara violación a la Ley de Bosques" ya que los planes de expansión de la ganadería en el norte del país "ponen en riesgo a más de 10 millones de hectáreas de bosques nativos", aseguran en su página web.

A pesar de que los carteles tomaron por sorpresa a los presentes, duraron pocos minutos y algunos ni siquiera llegaron a visualizarlos porque fueron arrancados de inmediato por personal de seguridad.

Lo curioso es que esos carteles debieron ser colocados antes del inicio de la inauguración en ese lugar "clave". No se trató de una acción improvisada.

Comentá y expresate