Un mecánico de 44 años murió de un balazo en la cabeza al quedar en medio de un tiroteo entre delincuentes y su vecino policía, al que instantes antes le había advertido que estaban por asaltarlo.

Según las fuentes, un sargento de la Policía Federal Argentina (PFA) que se desempeña en el Departamento Trata de Personas, regresaba a su casa a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok color gris y, cuando estaba por ingresar al estacionamiento de su casa, fue abordado por tres delincuentes con intenciones de robo.

Los voceros explicaron que, simultáneamente, un vecino que vivía frente a la casa del policía, identificado como Martín Almirón (44), mecánico, advirtió el hecho y salió de su domicilio para gritarle al policía "¡guarda que están por robarte!".

Al darse cuenta de la situación, el efectivo -que estaba vestido de civil- se identificó como policía, desenfundó su arma reglamentaria marca Browning calibre 9 milímetros y se tiroteó con los asaltantes.

Las fuentes dijeron que, a raíz de ese enfrentamiento, Almirón recibió un disparo en la frente que le produjo la muerte en el acto.

Una cámara de seguridad cercana al lugar del hecho registró el momento en el que los delincuentes escaparon del lugar a bordo de un auto color negro, sin lograr su cometido.

Los pesquisas analizaban las imágenes tomadas por esa cámara y los dichos de testigos con el fin identificar el auto y a los asaltantes.

El episodio sucedió anoche, cerca de las 20.30, frente a una vivienda ubicada en la calle Tres Cruces al 2400, esquina Lanza, en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, partido de La Matanza.

El fiscal Federico Medone, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción de Homicidios de La Matanza, ordenó a la policía bonaerense una serie de diligencias en el lugar del hecho y aguarda el resultado de diversas pericias con el fin de determinar cómo se produjo el tiroteo y de qué arma partió el balazo que impactó en la cabeza del mecánico.

El cuerpo de la víctima fue trasladado a la morgue judicial de Lomas de Zamora para la realización de la autopsia correspondiente, mientras que el expediente quedó caratulado como "homicidio en ocasión de robo".

Según contó un investigador, Almirón tenía la costumbre de salir a defender a los vecinos y enfrentar a los delincuentes en situaciones de robo.

Esta mañana, Damiana, la madre del hombre asesinado, contó a la prensa que su familia vive desde hace 46 años en el mismo barrio y que su hijo “vivía para trabajar”.

“Nadie me va a devolver a mi hijo. No sé si me voy a reponer de esto”, dijo la mujer en medio de una crisis de llanto, sentada en el lugar donde mataron a Almirón.

En tanto Lourdes, hermana de la víctima, agregó que conoce al vecino policía y que ayer, al momento de llegar al lugar junto a su madre, se encontraron “con el peor panorama”, en referencia al crimen de Martín Almirón.

Comentá y expresate