Después de meses de incertidumbres y reuniones truncas, los guardavidas aceptaron un aumento del 36% en su salario. Los empresarios decidieron mejorar dos puntos su oferta y así evitar un conflicto mayor ya que este viernes se vencía la conciliación obligatoria.

De esta manera, no peligra el servicio en la playas de la ciudad que cuentan con guardavidas privados y que había amenazado con realizar una medida de fuerza durante este fin de semana.

NOTICIA EN DESARROLLO.

Comentá y expresate