Guido Kaczka se sometió a un hisopado de Covid-19 tras enterarse de que su compañera de radio Claudia Fontán contrajo la enfermedad. Este martes por la mañana del testeo que confirmó que él también se contagió.

Según contó Ángel de Brito (44) en Los ángeles de la mañana, todo comenzó con un caso en la radio, “y se fueron contagiando todos, a pesar de estar cumpliendo todos los protocolos".

Además, describió que "Guido no tiene síntomas y se siente bien". Y, sobre el futuro de "Bienvenidos a bordo", el programa que conduce, explicó que "tienen programas grabados" y que por eso podrá seguir al aire. "Él mientras tanto va a estar aislamiento, como todos los que pasan por esto", contó el periodista.

En las últimas horas, en La 100 se multiplicaron los casos. Primero fue Catherine Fulop quien contó que había dado positivo (junto a su hija menor, Tiziana, su marido, Ova Sabatini, y la mamá de este, Bety). Luego llegó la noticia de Fontán y ahora los casos de Marcela Tauro y Guido.

Por otra parte, la periodista Karina Iavícoli se comunicó con Hernán Drago, compañero de Kaczka en Bienvenidos a bordo, y el modelo aseguró que se someterá a un hisopado de forma preventiva ya que “no tiene contacto con Guido en ningún momento del programa”.

"Hay mucha distancia en el estudio", indicó Andrea Taboada. "De hecho Guido no se acerca a nadie. En la radio es el problema", sumó Yanina Latorre, quien trabaja en la misma emisora que Guido, aunque en un distinto estudio.

En cuanto a la salud de la familia de Catherine, confirmaron que la mamá de Ova y Tiziana fueron internadas en las últimas horas. "Pese al optimismo de Cathy, el sábado ella tuvo que ser internada en observación, en el Instituto Argentino de Diagnóstico, porque se agitaba cuando caminaba y los dolores en el cuerpo no le permitían reaccionar", aseguraron en un informe donde también contaron que el domingo la actriz y conductora ya había recibido el alta médica.

Pero cuando ella volvió a su casa, quienes debieron ser trasladadas a un hospital por complicaciones fueron su hija y su suegra. "Aún permanecen en observación. Con 81 años y problemas respiratorios, para la mamá de Gaby y Ova transitar sola la cuarentena era muy difícil por eso se había mudado a la casa de su hijo", explicaron.

Comentá y expresate