El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, expuso los motivos del endurecimiento de los controles cambiarios tras conocerse los resultados de las elecciones generales que convirtieron a Alberto Fernández en el presidente de los argentinos.

El objetivo es preservar las reservas durante el período de transición y darle libertad al próximo gobierno”, aseguró Sandleris en una conferencia de prensa. Así dio detalles de las nuevas limitaciones a la compra de divisas, ya que desde este lunes solo se podrá comprar 200 dólares por persona en forma mensual.

La medida fue tomada por el Gobierno, tras la derrota electoral, con el propósito de frenar la brusca salida de reservas. Sandleris reconoció que estas medidas “no son gratuitas para la economía” y afectan a “mucha gente y a la actividad económica”. Con ese argumento, explicó por qué no se adoptaron antes más restricciones en el mercado de cambios.

“Confiamos que con esta medida el mercado cambiario va a estar equilibrado y nos permite así proteger las reservas”, dijo el funcionario, y refirió que “va a reducir la demanda de dólares para atesoramiento”.

“Para nosotros es tan importante lo que ocurra hasta el 10 de diciembre como lo que ocurra después”, subrayó.

Sandleris reconoció “muy estricta” la restricción para que los individuos atesoren dólares y especificó que la decisión de endurecer el “cepo” obedeció a la necesidad de “proteger las reservas internacionales y darle al próximo Gobierno la mayor libertad implementación de su política económica”.

“Con las medidas que estamos tomando, el balance cambiario queda equilibrado”, en base a la evolución de la oferta y la demanda de dólares en el próximos meses”

Comentá y expresate