A pocas horas de la oficialización del toque de queda sanitario, la medida que busca frenar los contagios de coronavirus en el territorio nacional, el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, mostró cautela y dijo que espera conocer los detalles de la medida para analizar su influencia en la ciudad durante la temporada.

"El cierre de actividades debería ser el último recurso", manifestó el jefe comunal a través de sus redes sociales, mientras Alberto Fernández define junto a los gobernadores cómo serán los límites de circulación.

Embed

Montenegró anticipó que aguarda "los detalles para tener más definiciones" y agregó que siempre va a estar "del lado de los marplatenses".

En las últimas horas diversos sectores, por ejemplo la gastronomía y la hotelería y los teatristas, alzaron su voz para que los dejen seguir desempeñando sus actividades bajo protocolos sanitarios y no los obliguen a "cerrar antes".

En tanto, el intendente volvió a apelar al binomio "salud + trabajo" para que sean los que guíen los nuevos controles sanitarios.

El Gobierno publicará en las próximas horas un decreto que fija una serie de medidas para limitar la circulación, entre ellas la de personas que no realicen tareas esenciales durante la madrugada, ante la preocupación de las autoridades nacionales y de los gobernadores por el aumento de los contagios de coronavirus y el riesgo de colapso en los sistemas sanitarios.

Comentá y expresate