El intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, aceptó las restricciones nocturnas que anunció el Gobierno provincial para contener el ascenso de los contagios de coronavirus y envió un mensaje a la población para reforzar los cuidados. "Respeten los protocolos que está en juego la salud de nuestros viejos, pero también el laburo de todos", manifestó.

"Lo venimos diciendo hace meses: es salud con trabajo. Sabemos que necesitamos cuidarnos. También sabemos que vivimos en una ciudad que tiene las tasas más altas de desempleo del país.¿ Cómo conjugamos estas urgencias? Como siempre lo hicimos, siendo previsores y con sentido común", publicó el jefe comunal en su cuenta de Twitter, al difundirse la prohibición de actividades culturales y de recreacióna partir del lunes próximo, entre la 1 y las 6 de la mañana.

Embed

"Hoy el gobierno nacional y provincial han decidido que debemos cerrar entre la 1 y las 6 de la mañana todas las actividades comerciales, gastronómicas, artísticas y recreativas. Como hicimos siempre, planteamos nuestra posición pero vamos a aceptar las medidas que se toman", sostuvo el intendente.

Montenegro insistió en ser inflexible con las fiestas clandestinas, a su juicio el principal foco de contagios, y manifestó que "desde hace semanas que venimos diciendo que las actividades reguladas no son el problema: con protocolos, control y cuidado la posibilidad de contagiarse es baja".

"El problema está en la clandestinidad, en las fiestas sin controles ni regulaciones", sostuvo y apeló a su rol de abogado para insistir con las sanciones a quienes participen de esos eventos: "Con ellas seguiremos siendo inflexibles, aplicando toda la fuerza de la ley, y controlando con todos los medios", agregó.

"Por eso les pido una vez más: cuídense, respeten los protocolos que está en juego la salud de nuestros viejos, pero también el laburo de todos", concluyó.

Comentá y expresate