El intendente del Partido de Mar Chiquita, Jorge Paredi, determinó el funcionamiento de más actividades en el distrito, con un protocolo de bioseguridad específico. Martilleros, escribanos, agrimensores, contadores y viveros podrán atender al público si cumplen con las medidas sanitarias recomendadas.

Cada actividad deberá implementar un horario presencial reducido y disponer de un número mínimo de empleados por día, que permita el cumplimiento del distanciamiento social. Al mismo tiempo, el personal atenderá con barbijo y deberá contar con barreras físicas que garanticen una distancia mínima de 1,5 metros, entre cada uno de ellos.

Además, se insta desinfectar frecuentemente los ambientes y las superficies de escritorios, mostradores, teclados y teléfonos y se recuerda que al asistir a lugares cerrados, es obligatorio el uso de elementos de protección que cubran boca y nariz.

Comentá y expresate