Guillermo Cayrol, el médico de la Clínica Pueyrredon que se contagió de coronavirus, señaló que "el virus está circulando y puede estar en cualquier lado". El obstetra aclaró que cumplió todos los protocolos e indicó que "el contagio puede haber sido de otro contacto que no tenga nada que ver con la institución".

Cayrol, de 62 años, realiza la cuarentena en su domicilio de Mar Chiquita y permanece sin síntomas, en buen estado. "Me siento bien, perfecto, por ahora asintomático. Estoy un poco sorprendido de cómo ocurrió todo esto. Surgió un caso de una trabajadora de la salud de la clínica del Niño que tuvo un contacto con un instrumentador que había estado trabajando esa semana en quirófanos de la clínica Pueyrredón", explicó en diálogo con el periodista Martín Dantas, en el programa "Antes que sea tarde", de Radio Mitre Mar del Plata.

"Esta vuelta me tocó, pero sabemos que todos los profesionales de la salud estamos altamente expuestos", explicó Cayrol, obstetra de la clínica ubicada en Colón y Jujuy.

"En la clínica por ahora se hacen urgencias, partos, embarazadas y cesáreas. Hay todo un protocolo que se cumple a rajatabla y, si bien todo el protocolo se había hecho de manera perfecta, al saber que hay un posible caso, se debe testear el equipo que actuó esa semana con el posible sospechoso. Se decidió que por 48 horas no trabajáramos, se suspendieron las prácticas y esto fue proclamado el domingo a la noche, cuando me avisaron que por dos días no iba a tener que atender", explicó Cayrol.

"Estábamos casi todos los obstetras involucrados, salvo un par de doctoras que habían estado 15 días ausente y entonces podían atender las urgencias. La conclusión es que yo sospeché cierto resfrío, nada en especial, pero em comuniqué con la doctora Miglioranza, una excelente profesional de la clínica, y me aconsejó que adelantara el estudio y me lo hiciera al día siguiente", sostuvo. "Estaba perfecto, me hice el hisopado, volví a mi domicilio y esperé el resultado en cuarentena, pensando en que me iban a dar una buena noticia y que iba a ir a trabajar al día siguiente. Pero dio positivo y me sorprendí", agregó.

"A partir de ahí, se activó otro protocolo para estudiar a todos los contactos posibles, inclusive a los más lejanos. Estoy sorprendido de lo bien que han trabajado todas las esferas. Yo soy marplatense pero desde el verano que vivo en Mar Chiquita. Siempre realizaba todo el protocolo que debe hacer alguien que trabaja en salud" indicó el profesional. "Yo sólo había entrado en dos oportunidades al quirófano, con el protocolo correspondiente", aclaró.

Sobre la forma de contagio, Cayrol expresó: "No quita que el contagio pueda haber sido posiblemente de otro contacto que no tenga nada que ver con la institución, porque realmente en la institución tenemos muchos cuidados. Pero el virus está circulando y puede estar en cualquier lado".

"Yo no quiero ir más allá que lo que mi especialidad me dice. Pero es evidente: todos saben que por cada test positivo hay entre 7 y 8 casos positivos no detectados. En Argentina, como los testeos son bajos, no se sabe tanto la circulación que hay. Hay que seguir con estas medidas durante bastante tiempo. Mi opinión es que no hay que aflojar, que todavía el pico no ha venido y ojalá que no venga", destacó.

"Yo vivo solo. Lamentablemente hace una semana había tenido un episodio de un cólico abdominal, en el que no me sentí muy bien y vino un hijo a quedarse conmigo, con los permisos correspondientes. Hacía 40 días que no lo veía. Estamos esperando el resultado. Puede haber algún otro contacto cercano y se están estudiando", contó el médico.

Comentá y expresate