Un grupo de jóvenes quiso entrar el domingo 18 a la quinta Los Abrojos de Mauricio Macri. En el lugar estaba descansando el Presidente. Tras intentar escapar, fueron detenidos a pocas cuadras de allí por los oficiales de la custodia presidencial. Los chicos, que venían de una fiesta, intentaron hacer una "broma", pero el chiste les salió mal.

Los jóvenes fueron identificados como Juana María Avalos (22), Federica López Brown (21), Federica Albisu (22) y Mateo Passerieu (22). Tres de ellos vivirían en el barrio cerrado del Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) en Villa de Mayo.

Ahora el padre de Juana Avalos compartió un audio por WhatsApp en el cual se dirige a sus vecinos y pide disculpas. Además, dice que está avergonzado por la situación que protagonizó su hija y que no piensa "minimizar el hecho", al que describe como "gravísimo".

"Hola a todos, buen día soy Tito Avalos, el papá de Juana. Quiero pedirles disculpas a todos por lo que pasó ayer... tener periodistas dando vueltas por nuestras calles, por el club. No pienso minimizar el hecho de ayer. Fue un hecho gravísimo, sumamente irresponsables. A todos nos da muchísima vergüenza que esto haya escalado de esta manera", dice en el audio.

Juana Avalos es ex jugadora de hockey de CUBA. Tiene 22 años y estudió en el colegio Santa Ethnea de Bella Vista. Jugó en todas las inferiores en CUBA y representó al club en torneos internacionales.

El 5 de noviembre votó para que las mujeres fueran socias plenas de la institución. Aunque tiene un perfil feminista, en su Facebook siempre mostró consignas a favor de las dos vidas con respecto al aborto.

Comentá y expresate